europa

¿Quién es más fiable, Renfe o Deutsche Bahn?

El tren alemán está en crisis, entre otras cosas porque la gente está harta de soportar retrasos y averías.

17 DE octubre DE 2018. 13:13H Stefanie Claudia Müller

shutterstock-193417787_80637_20181017131351.jpg

Los alemanes están hartos de Deutsche Bahn (DB). 40.000 trenes de su empresa todavía monopolista en el tráfico de pasajeros no salieron de la estación en 2017. Vaya “made in Germany”. Otros 100.000 trenes nunca llegaron a su destino. Según el propio balance de la empresa, todavía 100% estatal en Alemania, de cada 4 trenes, solamente 3 llegan puntuales. Cada día se acumulan 8.000 horas en retrasos.

Spain is different

Una cosa de la que los españoles sí pueden estar orgullosos: su red de ferrocarril. Renfe no solamente ha conseguido después de años de pérdidas aterrizar en cifras negras, sino también, según el último Eurobarómetro, solo alrededor de un 30% de los pasajeros no está contento con la puntualidad, los servicios y la limpieza de los trenes. En Alemania son quejas continuas, mientras en España el tren de Cercanías llega ya con una puntualidad del 95% y el AVE por su red distinta tiene muy pocos problemas por retrasos. Los controles de seguridad son ejemplares.

Esto ha hecho del AVE un producto de estrella también para el turista. En julio, el tren de alta velocidad y larga distancia han transportado más de 3 millones de personas, un récord. DB es mucho más grande e internacional que Renfe, pero no por ello mejor. La empresa emplea 310.000 Mitarbeiter, personas en todo el mundo. Siempre se había pensado en su privatización y salida a bolsa. Pero en la actual situación parece impensable. La facturación llegó en 2017 a 42,7 billones de euros, el beneficio operativo está en 2,15 billones de euros. Menos que el año anterior, lo que no gusta al jefe Richard Lutz que reconoce: “Ha sido un año complicado”.

Alemania en obra

Es cierto que Deutsche Bahn, que ya es una sociedad anónima, sufre también miles de obras en carreteras y autopistas alemanas, así como una creciente densidad de pobllación. Por DB pasan al día 7 millones de personas. Pero según el economista y experto en ferrocarril Tim Engartner, su incapacidad tiene sobre todo que ver con la falta de competencia en el ferrocarril en Europa: “DB no tiene presión de ser competitivo ni en bolsa ni con la competencia”. Por ello, la francesa SNCF tiene casi los mismos problemas que Deutsche Bahn, con constantes huelgas cada vez que se quieren tocar el número de plantilla o los sueldos. Angela Merkel tiene otros problemas ahora, pero Emmanuel Macron ya tiene un plan para hacer más eficaces sus trenes, aunque esto evidentemente no gusta a los sindicatos. Por el contrario, Renfe y los españoles viven verdaderos tiempos de paz en este sentido.

“En BME Growth se puede ganar mucho más del 100% con una empresa, pero también perder todo en otra"