martes, 20 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Europa

Reino Unido pide "sentido común" a la UE para renegociar

El primer ministro británico, Boris Johnson, califica como "inaceptable" el acuerdo firmado por su predecesora Theresa May y que no consiguió el apoyo parlamentario suficiente

09 de agosto de 2019. 08:28h Dirigentes
  • Reino Unido pide "sentido común" a la UE para renegociar

A apenas dos meses y medio de que se consume la salida de Reino Unido de la Unión Europea, el primer ministro británico, Boris Johnson, aún cree que hay tiempo para negociar un acuerdo que no sea como el que firmaron Theresa May y los líderes europeos, o sea "inaceptable".

La opinión de Johnson está respaldada en el rechazo que sufrió la exprimera ministra y que acabó precipitando la dimisión de May. En una entrevista en la cadena británica BBC, el actual dirigente explicó que su país saldría de la Unión tanto si conseguía cerrar un acuerdo como si no y que, de hecho, su gobierno ya ha trabajado en la hipótesis de un divorcio sin acuerdo.

En ese sentido, Johnson asegura que su ejecutivo ha asignado 2.100 millones de libras (2.280 millones de euros) para que las instituciones se preparen para la salida. Por el contrario, el mandatario explicó durante esa entrevista que tiene las expectativas de poder cambiar aspectos del acuerdo del Brexit existente: "Espero que nuestros amigos y socios muestren sentido común y que se comprometan".

No obstante, el primer ministro exige romper el acuerdo que se firmó en mayo para volver a hablar con los líderes europeos. Ante la perspectiva de que pueda concretarse una salida sin acuerdo, existen diversas corrientes políticas que pretenden desalojarle del poder.

La moción de confianza sobrevuela el puesto del primer ejecutivo, sobre todo teniendo en cuenta las repetidas amenazas de sacar al país de la Unión Europea sin acuerdo. Es por ello que los laboristas, con Jeremy Corbyn a la cabeza, sondean la posibilidad de someter a Johnson al proceso que sacó a May del 10 de Downing Street con el apoyo de los independentistas escoceses, en las antípodas de llevar a cabo un brexit sin acuerdo.