europa

Reino Unido se reafirma en las negociaciones con la UE

El ejecutivo británico defiende su soberanía a la hora de tomar decisiones

04 DE marzo DE 2020. 07:49H Mario Talavera

6696fefd7d1ad75f2bb2b525b3f28ed8.jpg

El referéndum que sacó a Reino Unido de la Unión Europea mostró el desencanto que una gran parte de los ciudadanos británicos sienten con el proyecto europeo. El proceso de salida ha sido una sucesión de idas y venidas, acuerdos y desacuerdos, que han llevado a la población, tanto europea como británica, al hartazgo, a querer que el problema se solucione de una vez y como sea.

A pesar del fastidio que ha supuesto la salida, son dos potencias que están condenadas a entenderse por su cercanía y por los vínculos sociales, económicos e históricos. Por ello, apenas unas semanas después de que se efectuara el divorcio, las dos partes han comenzado a renegociar cómo y cuándo volverán a ponerse los anillos.

No obstante, la impresión que da la parte británica es que la negociación no será fácil y, de hecho, sus líderes hablan con resentimiento acerca de las razones que empujaron a la ruptura. En la recientemente celebrada Convención Azul, el ministro de Energía y Empresas del Reino Unido, y exministro para el brexit, Martin Callanan, expresó sus dudas acerca de cuál será la relación de su país y Europa.

Desde su punto de vista, “es una gran oportunidad para cerrar un acuerdo” que beneficie a las dos partes, pero cuestiona que su país tenga que amoldarse a las condiciones de Bruselas y no al revés: “¿Por qué Reino Unido tendría que alinearse con las políticas de la Unión Europea y no la Unión Europea con Reino Unido?”.

El representante del gobierno de las islas se mostró satisfecho de que su país pueda decidir por sí mismo de nuevo. En ese aspecto, renegó del modo en que trabaja la Unión Europea: “Lleva años alcanzar acuerdos en Bruselas”, se queja. En ese aspecto, dice que su país “no aceptará imposiciones regulatorias de Bruselas”, y que ahora la “libertad de cambiar” les pertenece.

En ese mismo encuentro participó Marta Blanco, presidenta de CEOE Internacional. Defendió que esta situación ha perjudicado gravemente a las empresas. Desde su punto de vista “después de 40 años estamos integrados unos con otros”, lo que dificulta las relaciones entre los dos bloques. Espera que “se puedan reducir los obstáculos”, pero no marca fechas.

En esa línea, aunque se prevé que haya avances antes de finales de este año, existen tres posibles soluciones: un acuerdo de libre comercio con convergencia regulatoria, con divergencia, o que no haya acuerdo. Para Blanco, es esencial que se consiga “un acuerdo bueno y no lo antes posible”.

Herrera: "El mercado siempre sobrerreacciona ante situaciones como la actual"