martes, 26 marzo 2019
ZONA PREMIUM
Europa

Singapur y Europa estrechan lazos

El Parlamento de la Unión Europea da luz verde al acuerdo de comercio entre Singapur y los países europeos

14 de febrero de 2019. 11:03h Mario Talavera
  • Image

El socio comercial más importante de la Unión Europea en el sudeste asiático abre sus puertas. De hecho, los intercambios comerciales de Europa con Singapur, una de las economías más dinámicas del mundo, representan un tercio de todos los intercambios de bienes y servicios. Además de eso, más de 10.000 empresas europeas han elegido Singapur para emplazar sus oficinas regionales.

El acuerdo que acaba de aceptar el Parlamento Europeo tiene como principal fin liberaliza el intercambio de servicios, incluida la banca minorista. No obstante, también pretende garantizar la protección de productos únicos, entre ellos los vinos españoles, el aceite de oliva, el jamón, la naranja valenciana, el turrón de Jijona y Alicante y el azafrán de la Mancha.

Por otra parte, la colaboración entre Singapur y la UE servirá para abrir el mercado de la contratación pública en Singapur a las compañías europeas. Asimismo, se incluyen garantías en materia de derechos laborales y protección del medio ambiente, un elemento de especial importancia para el PE y que constituye una de las principales prioridades.

Puerta de entrada al sudeste asiático

Con respecto a esa zona del mundo, el acuerdo representa el primer pacto bilateral de comercio entre la UE y uno de los miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN). En ese sentido, la Unión Europea cree que es un punto importante, dado que las relaciones comerciales se encuentran en un momento "en que Europa no puede confiar en Estados Unidos como socio comercial", tal y como destaca la resolución parlamentaria que acompaña al acuerdo

De todos modos, aún faltan unos meses para que entre en vigor. Según recuerda el Parlamento, el acuerdo podrá entrar en vigor el primer día del segundo mes después de la conclusión formal del acuerdo por el Consejo. Además, el acuerdo requiere que todos los estados miembros den el visto bueno.