europa

Todo el mundo habla de Putin, pero los peligros están en EE.UU.

Empresarios como Peter Thiel, un germano-americano con ideas muy radicales, ponen seriamente en riesgo nuestro futuro democrático.

20 DE abril DE 2022. 08:30H Stefanie Claudia Müller

Quien quiera entender el éxito y el peligro del empresario y ex presidente Donald Trump en EE.UU. tiene que analizar quién apoya su vuelta a la Casa Blanca. Tiene inversores tan poderosos apoyándole como el germano-americano Peter Thiel. El cofundador de Paypal y Palantir es uno de los líderes de opinión más importantes de la escena tecnológica actual de Silicon Valley. El hombre de 45 años es considerado un pionero del ultraliberalismo tecnófilo, según el cual la tecnología debe liberar al mundo, sobre todo del todopoderoso Estado. 

Uno de sus primeros vehículos para dar a conocer su ideología ultraderechista fue Mark Zuckerberg y Facebook. Thiel sueña con vencer la mortalidad y con colonias autónomas en islas artificiales en el mar. Además, ve a la democracia como un peligro para el capitalismo. "Ya no creo que la libertad sea compatible con la democracia", dijo el multimillonario en 2009, cuya fortuna Forbes estima en 2.600 millones de dólares. 

“Su pensamiento es más que sospechoso”, reconoce el experto en tecnología Matthias Hohensee, que también es corresponsal de la revista alemana de economía Wirtschaftswoche en Silicon Valley. Dice que Thiel ha sido un importante donante republicano desde 2016 y es, sin duda, un hombre de confianza de Trump. Ahora el inversor va más allá y ha dejado el mundo empresarial para influir directamente en las elecciones al Senado de los Estados Unidos que se llevarán a cabo el 8 de noviembre de 2022. 

34 de los 100 estados se disputarán en estas elecciones ordinarias, cuyos ganadores cumplirán mandatos de seis años en el Congreso. Thiel quiere garantizar que serán republicanos que apoyan a Trump como candidato en las próximas elecciones presidenciales en 2024. 

Parece que Thiel vive en un mundo paralelo 

Así, en la sombra de la guerra de Ucrania y con las dudas sobre el papel de EE.UU. en el mundo, Thiel, que nació en Fráncfort en 1967, está en el camino de convertirse en uno de los líderes políticos más importantes, pero también más peligrosos de Estados Unidos, según la opinión de algunos analistas. Esto tiene que ver también con su polémica empresa Palantir que está especializada en la gestión de big data. La empresa obtuvo su nombre basado en el "Palantíri" de la saga de fantasía El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien. 

El software de Thiel se ha filtrado en muchas redes de poder, donde funciona como uno de los más sofisticados ciberespías y policías del mundo. Algunos críticos dicen ahora que Thiel ha preparado sus empresas para tener el control sobre un gran número de partes de la economía, así como de partes sensibles de los estados para preparar su carrera política. Con el software "Gotham", nombrado como la ciudad de los cómics de Batman, la empresa americana también tiene como cliente a parte de la policía alemana, lo que ha provocado una intensa polémica debido a la sensibilidad de los datos que ahora pueden entrar en manos de los americanos.Palantir es una de las empresas más polémicas del mundo 'Big Data' 

Aunque en su informe trimestral más reciente, la compañía de Thiel, Palantir, mencionó con orgullo que su software ayudó a descubrir una red rusa de lavado de dinero de 200 mil millones dólares, se especula que la oligarquía rusa ha ayudado a Trump en su carrera política. Además, hace poco, el empresario se enfrentó al inversor Warren Buffett, al jefe de JP Morgan, Jamie Dimon, y al fundador de Blackrock, Larry Fink, culpándoles de que el Bitcoin no había subido ya hasta los 100.000 dólares. 

El ciberanalista español Fernando Cocho cree que Thiel tiene mucho apoyo en España y que sus seguidores se encuentran en una extremaderecha: “Están vinculados con organizaciones racistas como KKK y Hammerskins”. Él no deja duda que el peligro que se está formando en EEUU con un Joe Biden muy débil y también metido en escándalos dudosos es igual de grande para la democracia que el imperialismo de Putin: “Hasta los enemigos de Thiel temen en España pronunciarse sobre él”.  



Más información:

España sigue siendo el brazo de producción automovilística de Alemania

Bruselas retrasará las decisiones sobre energía hasta mayo



Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"