jueves, 22 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Europa

Trump recela de las compras alemanas de gas ruso

Alemania dependerá en gran medida de los países vecinos europeos para continuar “iluminada” en el proceso de liberalización del carbón

28 de febrero de 2019. 11:56h Alexandra Gheorghiu
  • Trump recela de las compras alemanas de gas ruso

El país germano quiere despedirse del carbón como fuente de energía. El gas natural se postula como la principal alternativa para cerrar las centrales nucleares y de carbón, las cuales generan el 50% de la electricidad que ilumina el país. Alemania está preparando uno de sus mayores incrementos sostenidos en el consumo de gas natural en casi dos décadas. Esta decisión choca con las advertencias de Estados Unidos de que no debería ser tan dependiente de Rusia en materia energética.

Mientras que el gobierno alemán está centrado en potenciar las energías renovables, los ejecutivos de la industria y los inversores apuntan a la necesidad de más gas para compensar la pérdida de carbón. Este hecho explica por qué la canciller alemana, Angela Merkel, está permitiendo la construcción del gasoducto Nord Stream 2 desde Rusia (un proyecto que generó críticas por parte de Europa y del presidente estaodunidense) al tiempo que aúpa nuevas instalaciones para importar gas natural licuado.

En un contexto en el que Alemania prevé dejar atrás la energía nuclear el próximo 2022, la dependencia del gas natural es cada vez mayor. Es por ello que el gasoducto se convierte en una opción rentable ante un aumento de la demanda energética.

Sin embargo, hay varios problemas que alargarán este adiós y generan incertidumbre. Algunos de ellos son la ausencia de claridad sobre cuándo se cerrarán las centrales de carbón o cuáles serán. Además de estos inconvenientes, Alemania dependerá en gran medida de los países vecinos europeos para continuar “iluminada” en el proceso de liberalización del carbón que se producirá en los próximos veinte años, según informó el secretario de Estado del Ministerio Federal de Economía y Energía de Alemania, Thomas Bareiss. Al respecto hay que recordar que Alemania cuenta con fronteras en nueve naciones, gran parte de los Estados pertenecientes a la Unión Europea.