mercados

La carrera por lanzar medicamentos en la lucha contra el Covid-19

La región DACH (Alemania, Austria y Suiza) tiene varios candidatos para ganar este concurso multibillonario. DIRIGENTES habla con Peter Llewellyn-Davies, CEO de Apeiron Biologics.

27 DE marzo DE 2020. 07:19H Stefanie Claudia Müller

ffd2b6f6b08ac8d62e45345948edfbd6.JPG

Actualmente se oye mucho el nombre de la suiza Roche en relación con vacunas, test o posibles medicamentos contra el Covid-19, pero también hay varias empresas biotech alemanas y austriacas que están muy bien posicionadas en la carrera por un negocio multibillonario, entre ellas Apeiron Biologics que tiene el APN01 que está destinado principalmente a tratar infecciones graves por coronavirus. DIRIGENTES habla con su CEO, Peter Llewellyn-Davies, sobre cómo está la actual situación de esta lucha contrarreloj.

¿Hemos actuado apresuradamente al cerrar los países?

El mayor problema es la sobrecarga del sistema de salud. Los centros de salud y hospitales nacionales tienen un número limitado de camas. En la UE hay una media de 11 camas de cuidados intensivos por cada 100.000 habitantes. Por lo tanto, el objetivo debe ser mantener esta curva lo más baja posible, de ahí el término "aplanar la curva". Tengo la impresión de que los gobiernos nacionales y regionales sopesan sus decisiones con mucho cuidado y las toman en base a hechos. Los expertos evalúan continuamente la situación y hacen recomendaciones para la acción. Disminuir la velocidad de propagación del virus para no exceder la capacidad del sistema de salud sirve para garantizar la atención segura de todos los enfermos.

¿Cuáles son los daños a largo plazo de esta enfermedad?

Hasta la fecha, no hay información fiable sobre las consecuencias a largo plazo de COVID-19. El SARS-CoV-2, el desencadenante de esta enfermedad es un virus de reciente aparición. Por el momento se trata de reducir su propagación y tratar a los pacientes de manera efectiva.

¿Cuál es el peligro real para nuestra salud?

No debemos subestimar este virus. Existen algunas diferencias entre, por ejemplo, el virus de la gripe y el SARS-Cov-2 y sus efectos. Todavía no hay estadísticas fiables, pero la OMS estima que la tasa de mortalidad de Covid-19 es significativamente más alta que para la mayoría de los virus de la gripe. Según las estimaciones actuales, del uno al tres por ciento de las personas infectadas con SARS-CoV-2 podrían morir, lo que significaría diez veces la tasa de mortalidad en comparación con los virus de la gripe. Además, el nuevo virus es significativamente más contagioso. Pero como dije, todavía hay datos insuficientes. El curso de la enfermedad de Covid-19 es relativamente inespecífico y varía ampliamente, desde neumonía asintomática a grave con insuficiencia pulmonar y muerte.

Peter Llewellyn-Davies President & CEO de APEIRON Biologics

¿Solo están en riesgo las personas débiles y las personas mayores?

Además de las personas a partir de los 60 años, el Instituto Robert Koch también añade a los fumadores y a las personas con ciertas enfermedades previas, así como con cáncer, diabetes o un sistema inmunitario debilitado al grupo de riesgo para cursos severos. Sin embargo, las personas más jóvenes pueden transmitir fácilmente el virus a las personas en riesgo, incluso si su propio curso de la enfermedad es leve o incluso sin síntomas. Por lo tanto, todos deberían ayudar a prevenir la infección y su propagación.

¿Cómo ayuda su empresa para frenar la mortalidad?

APN01 es el primer fármaco en desarrollo clínico y se espera que nuestro estudio planificado sea el primer estudio de fase 2 en Europa para probar un ingrediente activo en el tratamiento de pacientes con coronavirus. Nuestro medicamento APN01 bloquea efectivamente la entrada del virus en la célula. El agente imita una enzima a la que se acopla el virus corona para ingresar a la célula humana. Si inyecta esta enzima artificial en una persona enferma, el virus se une a ella, y no a la variante "original" en las células del cuerpo.

El medicamento sería entonces como una esponja que absorbe el virus y evitaría que entrase en las células. El virus ya no puede infectar nuevas células y el sistema inmunitario lo descompone.

Sin embargo, APN01 tiene un segundo mecanismo de acción: tiene el potencial de aliviar significativamente las enfermedades pulmonares. Se dice que reduce las reacciones inflamatorias dañinas en los pulmones y protege contra la insuficiencia pulmonar al restaurar un equilibrio importante en los pulmones.

¿Cuándo estará su fármaco en el mercado?

Es demasiado pronto para predecir un momento exacto para la aprobación del mercado. Pero nuestro ingrediente activo ha sido probado en varios estudios clínicos en pacientes y ha demostrado ser seguro y bien tolerado. Estos estudios han sido probados en enfermedades pulmonares como SDRA, insuficiencia pulmonar aguda. Esta es la enfermedad que causa la muerte de Covid-19 pacientes. Los estudios planificados en China y Europa son estudios de fase 2, que podrían conducir a una aprobación acelerada del mercado del medicamento debido a la gran necesidad médica.

¿Cómo cambiará esta crisis la industria farmacéutica?

Todos están haciendo lo que pueden para ayudar a superar la crisis. Personalmente estoy muy impresionado. Quizás, los intereses económicos en las enfermedades infecciosas no han sido tan pronunciados como era necesario en los últimos años. Esperemos que se comience a pensar en ello.

¿Hay más inversores ahora?

Actualmente, la importancia de la investigación es claramente visible y Europa está ganando importancia como un lugar para la investigación, pero también para la fabricación de medicamentos. Todas las fuerzas disponibles se agrupan para afrentar la situación juntos. Podemos seguir beneficiándonos de esto en el futuro. Las pequeñas empresas de biotecnología comienzan con ideas innovadoras que a menudo tienen el potencial de un enorme progreso médico. Pero carecen del dinero para administrar proyectos de fármacos tan caros y largos de principio a fin. Debido a que generalmente un medicamento tarda 10 o más años en

llegar al mercado, y muchos proyectos fracasan de esta manera. Son los inversores de capital de riesgo los que permiten la investigación y el desarrollo en las primeras etapas. En vista de las situaciones de crisis actuales, se están abriendo varias fuentes potenciales y el gobierno austriaco también ha indicado su disposición a apoyar este proyecto. Sin embargo, todavía no estamos allí y el desarrollo posterior de APN01 aún no se ha asegurado, a pesar de la gran urgencia médica.

¿Es Alemania un líder en investigación farmacéutica?

Alemania y Austria tienen excelentes científicos, excelentes instalaciones de investigación y compañías farmacéuticas líderes. Sin embargo, se podría hacer más para permitir avances médicos y fortalecer nuestra base de investigación. La investigación académica está bastante bien financiada, pero la inversión privada en investigación y desarrollo es poco promovida. La política podría hacer más aquí. Por ejemplo, se podrían crear incentivos fiscales para inversores y empresas para invertir en investigación en este país. Es diferente en los Estados Unidos, donde hay mucho más capital de riesgo. La bolsa de valores de los Estados Unidos es mucho más receptiva que por ejemplo en Alemania.

¿Cuáles son los puntos fuertes de la investigación germano-austriaca?

Buen entrenamiento, buenas mentes y estructuras. En los grupos de biotecnología en Alemania, pero también aquí en Viena, los institutos públicos y las empresas trabajan en estrecha colaboración para traducir de manera rápida y fiable el conocimiento de la investigación básica en investigación a nuevos enfoques terapéuticos. La estrecha cooperación entre la industria y las universidades de todo el mundo juega un papel esencial en una situación como la actual. Solo juntos podemos dominar los desafíos que afrontamos actualmente y emerger más fuertes para el futuro. Muchas ideas también nacen en universidades e instituciones públicas de investigación, que luego se convierten en empresas de biotecnología.

¿Tendremos que temer tales pandemias con mayor frecuencia en el futuro?

La aparición de dicho virus no es nueva, piense en el SARS 2003 o el MERS 2014, y ciertamente lo veremos nuevamente en el futuro. La investigación intensiva en curso en las áreas de vacunas, terapias antivirales y preparación para pandemias puede ayudar en el futuro a proporcionar soluciones más rápidas para un virus emergente.

¿Cómo debería lidiar con eso la política?

Los políticos tendrán que tomar las precauciones necesarias con mayor rapidez para reaccionar adecuadamente ante futuros desarrollos y prepararse lo mejor posible para futuras epidemias. En mi opinión, esto no incluye las drásticas medidas a corto plazo, sino la promoción de programas de desarrollo médico en esta área, no solo financieramente, sino también a través de procedimientos acelerados para la prueba y aprobación de medicamentos que se necesitan con urgencia. También se podría hacer más para motivar a los inversores a invertir en nuestra industria. Tenemos que permitirnos a ser rápidos.

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”