mercados

La OMC prevé una ralentización del comercio

El comercio seguirá creciendo en volumen, pero un 3,9% en lugar del 4,4% previsto en abril

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Mario

comercio_81463_20181019113440.jpg

Si organismos como el FMI ya han pronosticado que “se avecinan tormentas”, la Organización Mundial del Comercio advierte de que, al menos, el cielo se está manchando de nubes. “El comercio seguirá creciendo, pero de forma más moderada de lo que se había previsto” apunta la OMC acerca de las perspectivas de este año y el que viene.

Las cifras de volumen de este año crecerán un 3,9% en comparación con las de 2017, cuando apenas se han comenzado a notar ciertas variables que acaban de entrar en juego. En lo que respecta a 2019, el comercio mundial crecerá a un ritmo del 3,7%. Son cifras que muestran solidez por lo que lo llamativo es la variación entre estas previsiones y las de hace unos meses, en abril.

Entonces la OMC previó un crecimiento del 4,4% en 2018. El director general de la organización, Roberto Azevêdo, cree que aunque el crecimiento del comercio “sigue siendo sólido, esta rebaja de las perspectivas refleja el aumento de las tensiones que se están produciendo entre socios comerciales importantes”.

Las previsiones sobre el clima de tensión “se han hecho realidad”, dice la OMC. Señala principalmente las medidas comerciales reales y las que tienen que ver con las exportaciones de economías importantes. Aunque los efectos de esas reacciones “han sido limitados”, generan incertidumbre que reduce la inversión.

Con respecto a la incertidumbre, se hace referencia a un indicador que muestra en qué medida se percibe desde la opinión pública. Utilizando un índice medio de 100, la OMC apunta que la aparición de palabras en la prensa relacionadas con “incertidumbre” se viene elevando en los últimos meses. Mientras que en enero ese índice estaba en 113 puntos, en agosto se elevó hasta los 205 puntos, un índice mayor que cuando se produjo la crisis financiera mundial de 2008 (el punto más alto alcanzó los 199 puntos).

En esa línea, desde la organización consideran que las tensiones geopolíticas pueden perturbar las redes de producción en lagunas regiones. Además, señalan como otras causas de esa ralentización a la salida de capitales en los países emergentes como consecuencia del alza de los tipos de interés, junto a la “reorientación” de la economía china de la inversión al consumo. Así, ponen en valor que “los riesgos contemplados son considerables y pueden empeorar notablemente las previsiones”.

Norteamérica comanda el aumento de las exportaciones

Por otra parte, el comercio mundial ha seguido beneficiándose de condiciones favorables. Aunque todas las regiones mejoraron sus exportaciones e importaciones durante los primeros seis meses de 2018, existen áreas como la de América del Norte o Asia que mejoraron las cifras del resto del mundo (4,8% y 4,2% respectivamente). Por su parte, Asia lideró el incremento de las importaciones con un aumento del 6,1%, por delante de América del Sur, donde la mejora fue del 5,5%.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"