latam

Argentina suspende exportación de alimentos

El Gobierno interrumpió las exportaciones de subproductos de soja “hasta nuevo aviso”. El propósito sería aumentar los impuestos ante el aumento de precio de las materias primas, evalúan analistas locales

21 DE marzo DE 2022. 08:30H Carlos Turdera (LATAM)

En coincidencia con el fuerte aumento de los precios internacionales de las materias primas, en especial del trigo, el Gobierno de Argentina interrumpió la exportación de derivados de soja (harina y aceite) “hasta nuevo aviso”.

Así lo comunicó el ministerio de Agricultura a los exportadores mediante una resolución en la que informa “la suspensión de la aprobación de solicitudes de Declaración Jurada de Exportación de subproductos, como la harina y el aceite”.

Números y tributos 

Las exportaciones de esos derivados llegaron a 19.206 millones de dólares en 2021, según la subsecretaría de Mercados Agropecuarios del ministerio, de los cuales 9.000 millones fueron al erario como tributo. Fuentes locales indican que la suspensión actual apunta a aumentar la tributación a esas materias primas.

La decisión llega después de que la inflación de alimentos en Argentina llegó al 40% en las dos primeras semanas de marzo y en vísperas de un aumento del 11,5% en el precio de los combustibles para el consumidor final.

Si bien las autoridades atribuyen al conflicto Rusia-Ucrania las razones de tales aumentos,  existe un escenario local de disparada de precios y el propio presidente Alberto Fernández lanzó este viernes (18) su propia “guerra contra la inflación” (sic).

Guerra y FMI

Además de una mayor tributación a los derivados -con lo que Hacienda recaudaría unos  410 millones de dólares extra-, la acción busca frenar los precios de los alimentos a través del programa conocido como “precios cuidados”, esto es, intervención estatal en el mercado.

Se trata de una lista de 70 productos, varios de primeras marcas, con precios fijados por el Gobierno en negociaciones con empresas. El paquete incluye leche, galletas, café, té, mate, yerba, yogur, detergente, jabón para la ropa y productos de higiene femenina.

La inflación es el nuevo frente de batalla después de que este mismo viernes el Senado argentino aprobó un proyecto para reestructurar la deuda de 48.000 millones de dólares con el FMI, primera señal firme del Gobierno después de dos años sin rumbo económico.

Nuevo Gobierno

A pesar de haberse jactado en diversas oportunidades de gobernar sin un plan económico, el peronista Alberto Fernández mantuvo las negociaciones con el organismo internacional, lo que le llevó a un enfrentamiento con su propia aliada política Cristina de Kirchner.

La vicepresidenta, coprotagonista de la administración nacional, se opuso al acuerdo con el Fondo y hasta se retiró de la cámara de Senadores cuando se votaba el texto, arrastrando consigo a seguidores tanto en la estructura estatal como en las calles.

Ahora, el Gobierno se enfocará en la economía. “Veníamos de una inflación del 53% que dejó el Gobierno anterior, después vinieron dos años de pandemia y ahora se suma la guerra en Ucrania”, dijo la vocera presidencial para caracterizar el escenario que enfrenta Fernández.



Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"