martes, 13 noviembre 2018
ZONA PREMIUM
LATAM

Boeing se queda con el 80% de la brasileña Embraer

Boeing cerró un acuerdo para hacerse del control del 80% de la fabricante brasileña de aviones, valorada en 4.055 millones de euros. La norteamericana gestionará la estructura civil y Brasil el sector de defensa

13 de julio de 2018. 00:00h Carlos Turdera (LATAM)
  • Shutterstock

Boeing y Embraer han firmado “memorando de entendimiento para establecer una alianza estratégica que pueda impulsar su crecimiento en el mercado aeroespacial global”. En esos términos las compañías anunciaron el acuerdo por el que la primera se quedará con el 80% de la segunda.

Tras evaluar en 4.055 millones de euros la totalidad de las operaciones de Embraer, Boeing pagará 3.245 millones de euros para gestionar la operación civil de la brasileña en el sector de aviación comercial y de servicios.

Embraer retendrá su operación en el sector de defensa y de aviación ejecutiva, es decir, el área militar y estratégica. Brasil retiene, además, su acción especial golden share (derecho a veto), consagrada como permanente en 1994.

LIDERAZGO MUNDIAL

“Este acuerdo creará la más importante alianza estratégica de la industria aeroespacial, fortaleciendo a ambas empresas y su liderazgo en el mercado mundial”, dijo Paulo Cesar de Souza e Silva, presidente de Embraer, en un comunicado dado a conocer simultáneamente en Chicago y São Paulo el pasado 5 de julio.

“(La alianza) está alineada con nuestra estrategia de largo plazo de invertir en crecimiento orgánico y retorno a los accionistas”, dijo Dennis Muilenburg, presidente de Boeing. “La finalización de los detalles financieros y operacionales seguirá en los próximos meses”, puntualizó el comunicado.

Ambas estarán capacitadas “para ofrecer una línea de aviones de pasajeros de 70 a más de 450 asientos, además de aviones de carga, ofreciendo productos y servicios de máximo nivel para atender mejor una base global de clientes”, destaca el comunicado.

EN PROGRESO

El acuerdo venía negociándose desde diciembre de 2017 y, a pesar de esta aprobación del Gobierno de Brasil, será objeto de auditorías oficiales.

El documento final deberá estar redactado a fines de 2019 “si las aprobaciones ocurren en los plazos previstos”. La transacción, en tanto, “no tendrá impacto en las proyecciones financieras para 2018” en la contabilidad de ambas empresas, señalaron.

RENTABILIDAD Y PROYECCIÓN

La noticia impactó en la bolsa de São Paulo con una caída del 14,29% en los papeles de Embraer (EMBR3) el pasado 5 de julio. Tan sólo ese día, la compañía perdió 634 millones de euros de valor de mercado. En lo que va de 2018, en tanto, sus títulos han llegado a subir hasta un 16%.

Con este acuerdo, los especialistas aseguran que Boeing se fortalece frente a su rival Airbus, que firmó en 2017 una alianza con la canadiense Bombardier y ya tiene dos nuevos modelos A220, naves de 100 asientos, uno de los productos más fabricados por la brasileña.

Por su parte, Boeing y Embraer han dicho que se enfocarán en el desarrollo de “nuevos mercados y aplicaciones para productos y servicios de defensa, en especial el avión multimisión KC-390”, concluyendo que ambas “se beneficiarán de una escala, recursos y presencia más amplias”.