latam

Brasil se prepara para reconstruir Venezuela

Tras reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, Brasil oficializó su apoyo político y económico a la transición “para que la democracia y paz social vuelvan” a ese país y negó intervención militar.

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Carlos Turdera (LATAM)

shutterstock-646602394_41-119755_20190124104215.jpg

“Brasil apoyará política y económicamente el proceso de transición para que la democracia y la paz social vuelvan a Venezuela”, declaró Jair Bolsonaro en su cuenta de Twitter después de que ese país reconociera a Juan Guaidó como presidente interino en lugar de Nicolás Maduro.

“En caso de ser necesario” Brasil está dispuesto “a participar en la reconstrucción del país”, detalló el general Hamilton Mourão al portal brasileño UOL. Mourão asumió la presidencia de Brasil mientras Bolsonaro se encontraba en Davos para el Forum Económico Mundial.

Con todo, el país de habla portuguesa no participará de una eventual intervención en el territorio venezolano, opción que no ha sido descartada por Estados Unidos al advertir que están evaluando “todas las opciones”. “No es nuestra política externa intervenir en los asuntos internos de otros países”, explicó el brasileño Mourão, ampliando que Brasil “no conversa” con militares venezolanos.

EEUU “va a tomar las medidas apropiadas para responsabilizar a cualquiera que ponga en peligro la seguridad de nuestra misión y de su personal", advirtieron las autoridades estadounidenses después de que Maduro expulsó a los diplomáticos norteamericanos.

Caída de Maduro

Junto con Estados Unidos, Argentina, Colombia y Perú, el gobierno de Brasil reconoció a Juan Guaidó, de la Asamblea Constituyente, como presidente interino de Venezuela este miércoles (23) después de que éste se autoproclamó en el cargo desconociendo a Maduro.

Guaidó, un ingeniero de 35 años de edad, miembro del partido Voluntad Popular (creado por el derechista Leopoldo López, preso por el régimen chavista), ha recibido el apoyo de líderes y diplomáticos latinoamericanos, además de haber unido a la oposición y la disidencia chavista.

Su autoproclamación llega después de las elecciones que el dictador Nicolás Maduro convocó para asumir un nuevo mandato, el 10 de enero. Los 14 países del Grupo de Lima y la Organización de Estados Americanos (OEA) desconocieron la legitimidad del acto y llamaron a nuevas elecciones.

El vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela y titular de la Asamblea Constituyente, según el régimen, Diosdado Cabello, llamó en la noche del miércoles a levantar una vigilia alrededor del Palacio de Miraflores, sede del Gobierno en Caracas.

Crisis e hiperinflación

Venezuela vive una crisis, considerada humanitaria por organismos internacionales, que ha llevado al exilio a multitudes de ciudadanos. Tan sólo a Brasil marchan “entre 400 y 500 por día”, afirmó el presidente brasileño en ejercicio Hamilton Mourão.

La inflación del país caribeño fue de 1,7 millón por ciento en 2018 y podrá llegar a 10 millones por ciento este año, de acuerdo con cálculos tanto del FMI como del Banco Mundial. Su PIB se contrajo 18 % en 2018 y un total del 50 % desde 2014, previéndose que caerá aún 5 % más en 2019.

Desde que asumió su último mandato, Maduro aumentó los salarios 26 veces. Cerca de tres millones de venezolanos han abandonado ya el país y podrían llegar a 10 millones en los próximos cuatro años, según le dijo el secretario general de la OEA, Luis Almagro, al periodista argentino Andrés Oppenheimer.

“Esa sería una crisis migratoria más grande que de los refugiados sirios que ha sacudido a la Unión Europea. Sin duda, sería un éxodo masivo sin precedentes en América Latina en los últimos tiempos”, concluye Oppenheimer.

Molina (etoro) - Nuestro Ibex está obsoleto