latam

Brasil y México reciben 60.000 millones de la Fed

La Reserva Federal aprobó líneas de 60.000 millones de dólares para ayudar a esos países a garantizar liquidez hasta septiembre ante la perspectiva de daños económicos de gran escala por la paralización de actividades. Ambos han relativizado el avance de la pandemia.

31 DE marzo DE 2020. 06:22H Carlos Turdera (LATAM)

2be7f9e116707e7ecc1ade098a84df0c.JPG

Brasil y México son los únicos de la región que figuran en la lista de beneficiarios de un programa de liquidez en dólares (líneas swap) elaborado por la Reserva Federal de EEUU (Fed) para facilitar el financiamiento en dólares en el mercado mundial por al menos los próximos seis meses.

Estas líneas, de 60.000 millones de dólares cada una (unos 55.000 millones de euros), “están diseñadas para ayudar a mantener el flujo de crédito a los hogares y empresas al reducir los riesgos para los mercados financieros causados por tensiones financieras en el extranjero”, explica la Fed sobre el propósito de su creación para uso en EEUU.

En cuanto al extranjero, la finalidad es “proporcionar a los bancos centrales de los destinatarios la capacidad de entregar fondos en dólares en sus jurisdicciones en momentos de estrés del mercado”, entendiendo que al apoyar las condiciones económicas extranjeras, “también benefician a EEUU a través de la confianza y el comercio”, agregó la Fed.

Grandes de América

Además de Brasil y México, los dos países más grandes de Latam, la autoridad monetaria incluyó en su distribución a Singapur, Suecia, Corea, Australia, Dinamarca, Noruega, Nueva Zelanda. Estos tres últimos recibirán 30.000 millones cada uno. En la anterior ronda, las líneas llegaron a Canadá, Inglaterra, Japón, Suiza y el Banco Central Europeo.

Los beneficiarios incluidos en la nueva ronda son países con los que la Fed estableció, durante la crisis financiera mundial de 2008, líneas de liquidez que expiraron después de que esa crisis se calmó, agrega la entidad.

Respecto de los recursos, mayores esta vez, “el aumento refleja que la economía global ha crecido desde 2008, tanto en términos reales como nominales, y por lo tanto, podrían necesitarse mayores cantidades para abordar los niveles de estrés en los mercados de financiamiento en dólares”, detalla en sus explicaciones de estos nuevos acuerdos.

Paradoja mexicano-brasileña

México ya tuvo otras líneas similares en 2007 (cuando recibió 30.000 millones para enfrentar los efectos de la crisis subprime de EEU) y en 2009 (tras la crisis de 2008, cuando el banco central mexicano disponía sólo de 80.000 millones de reserva). Los acuerdos fueron liquidados en su totalidad en enero de 2010.

El depósito en el banco central de Brasil, en tanto, “representa un voto de confianza en un momento en que aumentan los ruidos políticos y los riesgos en la implantación del ajuste a largo plazo en la economía”, evaluó el especialista Alex Ribeiro en el diario económico Valor.

La Fed viene adoptando sucesivas acciones con el fin de minimizar los daños económicos de la pandemia de neumonía Covid19, que ha obligado a paralizar la actividad en los países afectados repercutiendo en la actividad global. Brasil y México son, a pesar de la antagónica visión de sus presidentes, países que han relativizado el impacto del coronavirus.

Moro: "Invertir en oro me parece la mejor opción para estar en el mercado"