jueves, 25 abril 2019
ZONA PREMIUM
LATAM

Chile tiende 3.000 km de fibra óptica submarina

El proyecto FOA3 tiene como objetivo suministrar internet de alta velocidad a la región sur de Chile mediante un cable submarino de 3000 kilómetros. La red deja al país a un paso del continente antártico

17 de enero de 2019. 00:00h Carlos Turdera (LATAM)
  • Image

La primera semana de enero comenzó el despliegue de FOA3, una iniciativa del Gobierno de Chile para proveer internet de alta velocidad a la zona sur del país, donde viven unas 300.000 personas, mediante un cable submarino de casi 3000 kilómetros de extensión.

La licitación de la obra fue concedida en diciembre de 2018 para contratar un “servicio intermedio de telecomunicaciones que únicamente provea infraestructura física”, después que una parte del tramo terrestre había sido declarado desierto en 2017.Así, el tendido submarino quedó a cargo de la empresa local CTR (Comunicación y Telefonía Rural) y la firma china Huawei Marine por 85 millones de dólares, mientras que el tramo terrestre fue adjudicado a la también chilena Conductividad Austral por 7,7 millones de dólares.Ahora, tras el inicio del tendido del cable submarino, que incluye “el punto de acceso óptico más austral del mundo”, el país quedará a un paso de conectarse con el continente antártico, señala el proyecto oficial.Tendido en tiempo real

Una campaña oficial muestra, en tiempo real, la trayectoria del barco René Descartes, de la firma francesa Orange, que tiene a su cargo la tarea de transportar 2600 kilómetros de fibra óptica del proyecto.

De acuerdo con la Subsecretaría de Telecomunicaciones, el proyecto FOA3 (Fibra Óptica Austral 3) debe comenzar a funcionar a mediados de 2020 para conectar redes fijas y móviles del sur con el resto del país.Las tareas iniciadas la primera semana de enero fueron para unir el Puerto Williams con el tronco principal mediante una unidad de derivación, a 4360 metros de profundidad y 400 kilómetros de distancia de tierra.Impulso a las inversiones

La ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Paola Tapia, dijo que la obra, que tiene un plazo de 26 meses, significará un aumento de la inversión en turismo, industria pesquera y acuicultura para la zona más austral del país.Es la política pública “más osada, ambiciosa y robusta” para la integración desarrollo digital de la historia de Chile, agregó el subsecretario de Telecomunicaciones, Rodrigo Ramírez, al iniciarse los trabajos.“Otorgará a Chile una autonomía estratégica y pone en nuestro país en condiciones óptimas para convertirse en el Hub Digital del Cono Sur”, concluyó el funcionario.