latam

Colombia y un tributo a la carne a favor del clima

Una campaña en el país, miembro de la OCDE, propone elevar impuestos a la carne y lácteos y usar la recaudación para beneficiar la “comida sana”, ayudando a los ganaderos a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero 

16 DE agosto DE 2022. 07:58H Carlos Turdera (LATAM)

Colombia carne clima MG LATAM Dirigentes Digital

Colombia, miembro de la Ocde desde 2020, es escenario de una campaña para reducir gases de efecto invernadero mediante un impuesto al consumo de carne y lácteos, cuya producción representa un 14,5 % de todas las emisiones, según Tapp, la ong que impulsa la acción.

Para el consumidor, el efecto inmediato de la medida sería un aumento en los precios, pero en contrapartida, la recaudación se utilizaría para mejorar la calidad de su alimentación al tiempo que se beneficia al ambiente, sostienen los autores de la campaña.

Carne en el plato

La iniciativa busca reducir la huella ecológica de esa industria, cuyos gases serán “el 81% de emisiones de 1,5 °C en 2050  si no se reduce el consumo”, sostiene la ong Tapp (sigla en inglés de “El verdadero precio de la proteína animal”, en traducción libre) .

“Los objetivos climáticos no se pueden alcanzar sin políticas para reducir el consumo de carne”, le dijo al diario colombiano El Tiempo Jeroom Remmers, director de esa organización, para quien “se debe gravar la carne como se hace con los combustibles fósiles”.

“Necesitamos comer menos carne para reducir, también, la deforestación, mejorar la salud pública y disminuir los costos de atención médica como resultado de su consumo excesivo”, agregó Remmers.

Consumo latino

Colombia cuenta con 30 millones de animales, según datos del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA, oficial). En algún momento se llegó a hablar de una tasa de 15.000 pesos colombianos por cabeza, lo que daría una recaudación equivalente a unos 99 millones de euros.

Un eventual aumento del tributo ha sido recibido con controversias por parte de la población. Las autoridades tributarias de Colombia no se ha pronunciado aún sobre la cuestión, como tampoco lo han hecho gobiernos de otros países de Latam consumidores y productores, como Argentina y Brasil.

Luis Reyes fue, en 2020, uno de los impulsores de “impuestos verdes” para obtener recursos con los que atacar la pandemia. Hoy, convertido en titular de la Dirección de Impuestos del nuevo Gobierno de Gustavo Petro, niega contemplar la idea, según declara en su Twitter.

Con acento francés 

La coalición Tapp, en tanto, se propone que adhieran al tributo los 50 principales países consumidores y ha logrado que la carta con que desarrolla su campaña lleve la firma de empresas y 5000 ONGs de 100 países que tienen como argumento de fondo el Acuerdo de París.

El sector ganadero ha expresado que el gobierno del izquierdista Petro necesita más de 11.200 millones de euros para ejecutar los programas sociales que prometió en campaña. “Por eso la reforma tributaria que presentará el 7 de agosto tiene nervioso a más de uno”, concluye la publicación Contexto Ganadero.

Artículos relacionados

Los mercados colombianos se desploman tras la victoria de Petro, ¿qué cabe esperar?
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"