lunes, 16 julio 2018
ZONA PREMIUM
LATAM

Cuba liberalizará en diciembre su sector privado

La prensa cubana adelanta que el Gobierno publicará este martes la nueva regulación sobre autoempleo

10 de julio de 2018. 16:30h Adrián Varela
  • Fuente / Shutterstock
    La actividad privada comercial y hostelera de Cuba podría verse favorecida con la nueva normativa

El diario Granma, el órgano oficial de prensa del Partido Comunista Cubano, ha publicado en las últimas horas que el Gobierno de la isla prevé publicar este martes las nuevas regulaciones sobre el sector privado, que se prevé que reabra la concesión de licencias para apertura de empresas y autoempleo.

Esta normativa entraría en vigor 150 días después de su publicación, lo que significa que las medidas serían aplicables en torno al mes de diciembre. En total, se trata de una veintena de nuevas regulaciones agrupadas en cinco decretos leyes y un decreto, así como 14 resoluciones complementarias.

El diario cubano asegura que estas leyes "responden al perfeccionamiento de la gestión del trabajo por cuenta propia", que considera que ha aportado "dinamismo" al escenario económico cubano desde que el anterior presidente cubano, Raúl Castro, ratificó su implantación en 2010, manteniendo "hasta hoy un crecimiento sostenido".

Sin embargo, 27 de los 201 oficios liberalizados en 2010 tienen bloqueada la concesión de nuevas licencias desde agosto de 2017, en espera de la normativa que será anunciada este martes y bajo la premisa de frenar el fraude. Entre las actividades que sufren estas paralización administrativa se encuentran varias relacionadas con el pujante sector turístico, como restaurantes y alojamientos con desayuno.

Según cifras oficiales del régimen cubano, los trabajadores por cuenta propia suponen un 13% de la fuerza laboral de la isla. Su número se ha multiplicado por cuatro desde la puesta en marcha de la regulación de autoempleo en 2010, hasta superar la cifra de 591.000 personas a finales de 2017.

La viceministra primera de Trabajo y Seguridad Social de Cuba, Marta Elena Feitó Cabrera, ha asegurado que la liberalización parcial del sector privado a través del autoempleo "ha facilitado el reordenamiento laboral y la reducción de plantillas infladas en el sector estatal y, a su vez, ha contribuido gradualmente a liberar al Estado de algunas actividades productivas y de servicios no estratégicas para el desarrollo del país".

Además, Feitó ha destacado que el desempeño laboral de los trabajadores por cuenta propia "también ha incrementado la oferta de bienes y servicios a la población con niveles aceptables de calidad, unido al pago de los tributos, cual fuente de ingresos para los presupuestos municipales en pos del desarrollo local".

La Habana ha justificado las restricciones a la actividad privada por la utilización de materias primas de procedencia ilícita, el incumplimiento de las obligaciones tributarias, la subdeclaración de ingresos y las deficiencias en el control de la actividad. La nueva normativa nace con la intención de frenar estas irregularidades al tiempo que se fomenta la iniciativa privada con el fin de aumentar los ingresos fiscales del Estado y de dinamizar la economía cubana.