latam

Economistas desisten de reformas en Brasil

Elecciones y un gobierno débil son los dos principales factores que llevaron a economistas a abandonar expectativas de que el equipo económico logrará realizar las reformas que había prometido, según relevamientos de consultoras y medios

09 DE septiembre DE 2021. 17:22H Carlos Turdera (LATAM)

f4a7b900843f8ae79bbb7adb0a22d16d.jpg

Con mitad del país bloqueado por camioneros, Brasil revive este jueves (9) los temores de desabastecimiento y aceleración inflacionaria que ya vivió en 2018 y enfrenta otra valla para la recuperación económica y reformas prometidas por el gobierno de Bolsonaro.

Las privatizaciones, reformas estructurales y resultados económicos que el equipo económico había prometido realizar en el Gobierno han naufragado en un mar de impedimentos traídos tanto por la pandemia como por la agitación política.

Elecciones y Gobierno

Elecciones de 2022 y la fragilidad del Gobierno son dos factores destacados en un informe de la BBC en el que economistas analizan el estado actual del programa que llevó al liberal Paulo Guedes a convertirse en ministro de Hacienda del más grande país sudamericano.

Sobre el calendario electoral, el exsecretario del Tesoro Carlos Kawall afirmó que existe “riesgo de aprobar reformas que no sólo no son un avance, sino que son retrocesos”, en referencia al crecimiento económico y generación de empleo. 

Sobre la fortaleza del Gobierno, los datos tienen que ver con la caída de popularidad de Bolsonaro: sólo 24% de la población le apoya, mientras que 51% considera a su gestión mala o pésima, según mediciones de Datafolha y otros institutos.

Expectativa vs Realidad

Bolsonaro llegó al Gobierno de Brasil con una agenda de reformas (tributaria, financiera, de pensiones, entre otras) para reactivar la economía del país que llegó a ser la sexta economía mundial y que, a partir de 2015, entró en una recesión cuyos efectos aún pesan.

Si bien en el primer año de la pandemia su economía se contrajo -4,1% a consecuencia de las paralizaciones, ya en el primer trimestre de 2021 presentó una ligera recuperación con una expansión de +1,2% del PIB. Ello, no obstante, no satisface las expectativas y proyecciones.

La bolsa B3, la más importante de Latam, refleja un empeoramiento también de la percepción de inversionistas respecto del clima económico y la robustez del gobierno de Bolsonaro. 

Bolsa y PIB

Después de caer a 113.000 puntos desde los  más de 130.000 a que había llegado en junio con la mejoría del PBI, ahora la marca proyectada para fin de año no pasa de 135.000, cuando en las últimas semanas se apuntaba a unos 145.000 al menos. 

Los inversionistas reaccionan alejándose cuanto más fuertes son los ruidos que la política provoca en las cuentas, como la elaboración del Presupuesto, gastos más allá de lo aprobado, juicios que el Estado debe liquidar y el coste de la burocracia, entre otros.

Entre los datos que decepcionan, la primera semana de septiembre se publicó la caída de -1,3% en la producción industrial de julio y un retroceso de -0,1% en el PIB del segundo trimestre, lo que ha llevado a los agentes del mercado a reducir sus proyecciones y extremar la cautela.


Más “ruidos” llegan con los actos públicos que ha convocado el presidente Bolsonaro, promoviendo un ambiente de beligerancia con los poderes Judicial y Legislativo, que vienen investigando su gestión y su relación con denuncias de corrupción. 



Monex Europe: "En Jackson Hole podremos ver las primeras pinceladas del tappering"