latam

El comercio electrónico continúa avanzando a ritmo de récord en América Latina

Las compras en línea llegarán a 34.560 millones de euros en 2022 en Brasil, prevé el Comité de Métricas de la Cámara Brasileña de Economía Digital

19 DE agosto DE 2021. 07:19H Carlos Turdera (LATAM)

f67dc04246b488d1eaf4d92e3edef450.jpg

Con la facilidad del dinero intangible y la inducción al consumo durante el confinamiento, el comercio electrónico ha sido otro gran indicador de los cambios que llegaron para quedarse. Mientras que en 2020 el crecimiento del e-commerce de Brasil fue de 73,88%, las compras en línea llegarán a 34.560 millones de euros en 2022, prevé el Comité de Métricas de la Cámara Brasileña de Economía Digital. En marzo, el volumen de ventas aumentó el 35,8% y la facturación el 33%. Al considerar el primer trimestre de 2021, las ventas en línea llegaron a 29.000 millones de euros, según la Asociación Brasileña de Comercio Electrónico (Abcomm), ratificando a este país como líder del e-commerce de Latam.

Con una inclusión financiera menor, en México la compra en línea fue practicada por un 39% de la población en 2020, un aumento del 81% sobre el año anterior, con mayoría femenina de clientes (53%), para llegar a ventas por 12.350 millones de euros, según el "Estudio de Venta Online 2021" de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO). El sector, que creció 500% entre marzo y abril de 2020, quedó dominado por Amazon y Mercado Libre, gigantes de la logística movidos a golpe de algoritmos.

Esta última firma, que también se posicionó en el mercado de los criptoactivos con la compra de 6,4 millones de euros en bitcoin, anunció que creará más de 16.000 empleos en todos los países de Latam en 2021, para pasar de sus actuales 15.545 colaboradores a 32.000 a final de año. Impactará así también en el mercado laboral, sector fuertemente golpeado. Amazon, mientras tanto, viene invirtiendo en la automatización de procesos, la captación de talentos digitales y la construcción de su sistema de blockchain.

Vienen los robots

En cuanto a la automatización, otra tendencia consistente que se distingue en la región, la compañía robótica ABB anunció en abril que sus robots colaborativos habían logrado mejorar en un 53% la productividad de la fábrica de Nestlé en Brasil. El modelo usado, un robot IRB 660, cumple con el requisito de interactuar con los empleados de manera segura y rápida en áreas reducidas. De allí su implantación en otras tres fábricas de la compañía suiza en el país sudamericano.También en el sector automotriz, que ya venía pasando por una transformación acelerada en su modelo de negocio, tiende a imponerse la robotización y digitalización de procesos, como lo refirió Andrés Leonard, CEO de Scania en Argentina, al anunciar que esa compañía está desarrollando “un sistema de industria 4.0” y que invertirá 37 millones de euros “para conquistar Latam”.

En suma, finanzas, consumo y producción son las áreas que, a estas alturas del segundo año de pandemia, ya fueron absorbidas por la gran onda digitalizadora de los nuevos tiempos. El resto de las actividades, aun no habiendo sido transformadas tan radicalmente como lo fue el trabajo,

la educación y la vida social en el primer año, no serán las mismas que eran antes de la crisis de la COVID-19. No importa cuándo hayamos terminado de asumir que la convivencia con el coronavirus será de largo alcance. Lo que resta por ver es solamente cómo serán transformadas las actividades, puesel qué ya está claro que será todo.


Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"