sábado, 15 junio 2019
ZONA PREMIUM
LATAM

El nuevo presidente de Brasil promete abrir la economía y más productividad

Al asumir la presidencia, Bolsonaro habló a favor del libre mercado y de aumentar la productividad para lograr la recuperación económica del país, con énfasis en el sector agropecuario y la lucha contra la corrupción y el socialismo

03 de enero de 2019. 00:00h Carlos Turdera (LATAM)
  • El nuevo presidente de Brasil promete abrir la economía y más productividad

Jair Bolsonaro, que asumió como el 38º presidente de Brasil este martes (1 de enero) con mandato hasta el 31 de diciembre de 2022, dijo que su Gobierno “traerá confianza, libre mercado y eficiencia” a la economía brasileña y que durante su mandato se respetarán “reglas, contratos y propiedades”.

“Realizaremos reformas estructurales esenciales para la salud financiera y sostenibilidad de las cuentas públicas” con el fin de “abrir nuestros mercados al comercio internacional, estimulando la competencia, la productividad y la eficiencia”, dijo el mandatario ante el Congreso, destacando que “Brasil comienza a liberarse del socialismo”.

Su plan apunta a “volver a poner en pie a la patria, liberándola de la corrupción, el crimen, la irresponsabilidad económica y el sometimiento ideológico”. Para ello, el sector agropecuario será “decisivo, en perfecta armonía con la preservación ambiental”, definió el exmilitar.

Ceremonia menos concurrida

Bolsonaro asumió el cargo en Brasilia, capital política del país, donde se montó un operativo de helicópteros, misiles y 12.000 agentes que esperaban cerca de 500.000 personas a los actos de investidura. No obstante, el número fue de 115.000, según el Gabinete de Seguridad de la Presidencia.

También fue reducido el número de jefes de Estado que acudieron, con notorias ausencias como las de Donald Trump, Mauricio Macri y otros “aliados” regionales, como Iván Duque (Colombia). Por España, se hizo presente Ana Pastor, quien dijo esperar una ampliación de las inversiones españolas en Brasil.

“España, que ha invertido unos 40.000 millones de euros en Brasil, quiere ampliar la participación de sus empresas aquí, especialmente en infraestructura y energía”, dijo la diputada, aludiendo también a la expectativa de un acuerdo Mercosur-UE, según el columnista João Borges, del portal Globo.

Israel, Europa y América

Entre los presentes, el nombre que acaparó gran atención fue el de Benjamín Netanyahu, primer ministro que permaneció por cinco días en el país y declaró que Israel y Brasil viven una “nueva era” en sus relaciones. Es la primera visita de un premier israelí en 70 años.

Para Bolsonaro, que destacó la impronta “judeo-cristiana” que tendrá su Gobierno, el traslado de la embajada brasileña de Tel Aviv a Jerusalén, siguiendo idéntica decisión de Trump, “no es una cuestión de si se hará, sino de cuándo se hará”, dijo Netanyahu, quien agregó: “Jerusalén debe ser la capital del Estado israelí”.

También estuvo el primer ministro húngaro, Viktor Orban, cuya presencia fue interpretada por analistas locales como parte de una alianza política y económica en gestación. La lista de primeras figuras se completa con Marcelo Rebelo de Souza (Portugal) y Jorge Carlos Fonseca (Cabo Verde). De las Américas, acudieron los presidentes de Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Honduras.

Ministerios en funciones

En la jornada asumieron también sus cargos los ministros del equipo de Bolsonaro, que fueron designados, según dijo el mandatario, de acuerdo con su idoneidad, sin preferencia ideológica y sin compromisos partidarios. Casi la mitad de los 22 nuevos funcionarios provienen del ámbito militar.

Sólo resta la confirmación, por parte del Congreso, de la asunción de Roberto Campos Neto, exdirector del Santander en Brasil, al mando del Banco Central. Por último, el equipo de Hacienda, dirigido por Paulo Guedes, ya tiene la agenda de reforma del sistema de pensiones “bastante avanzada”, según ha dicho el jefe de Gabinete, Onxy Lorenzoni.