sábado, 15 junio 2019
ZONA PREMIUM
LATAM

El turismo argentino tiene "una oportunidad histórica"

Entrevista a Gonzalo Robredo, presidente del Ente de Turismo de Buenos Aires

22 de diciembre de 2018. 00:00h Manuel Gutiérrez
  • Image

El turismo argentino bate récord. Entre enero y agosto de este año, se realizaron más de un 30% de reservas para viajar a Buenos Aires. Además, la tasa de ocupación de habitaciones en los hoteles de Buenos Aires entre enero y junio de 2018 fue la más alta en los últimos 7 años. Gonzalo Robredo, presidente del Ente de Turismo de Buenos Aires, asegura que la ciudad vive una "oportunidad histórica" para el crecimiento del número de visitantes y la calidad de su experiencia, en un contexto marcado por la devaluación, el intercambio monetario actual y la conectividad aérea.

¿Qué tipo de turista llega a Buenos Aires? ¿Qué importancia le están dando al turismo de negocios en su estrategia?

Buenos Aires recibe más de 2.500.000 turistas internacionales por año. Casi 1 de cada 4 son brasileros y también hay un número importante de visitantes de otros países de la región. En los últimos dos años, estamos viviendo un proceso de diversificación de las nacionalidades de los turistas, principalmente por los avances en la conectividad aérea y el posicionamiento de destino, y llegan de mercados más lejanos. Creció la llegada de estadounidenses, españoles, ingleses, chinos y australianos, por ejemplo, beneficiados por mejores opciones de vuelos. En cuanto al motivo de viaje, estamos en una etapa de auge en la que muchos eligen a Buenos Aires como destino de negocios, ya sea para reuniones particulares o congresos y convenciones que son motores fundamentales del turismo en la Ciudad.

Frente a las dificultades económicas que está atravesando el país, ¿puede ser el turismo la nueva baza para generar empleo y potenciar el PIB argentino?

El turismo es una política de Estado a nivel nacional desde los últimos años en que Argentina volvió a conectarse con el mundo. Tenemos un potencial enorme como destino y sabemos que la llegada de turistas internacionales es positiva bajo una buena gestión. Generan divisas, desarrollo económico y las actividades relacionadas al turismo generan el 7% de los puestos de trabajo de la Ciudad de Buenos Aires.

¿A qué nivel el sector turístico argentino está recibiendo inversión extranjera, por ejemplo en materia hotelera?

Estamos en una etapa de pleno desarrollo. En abril organizamos el WTTC y el Consejo anunció inversiones en todo el país por casi US$ 2000 millones. Hace unos días, en el G-20, también hubo intereses por turismo. Y en la Ciudad de Buenos Aires aprobamos un proyecto de ley para otorgar incentivos fiscales a lo largo de diez años para quienes remodelen o construyen hoteles nuevos, así que en los próximos meses también esperamos recibir más inversiones.

El peso argentino está viviendo una importante devaluación. Esto ha hecho que Buenos Aires pase de la posición 40 a la 76 en el ranking de las ciudades más caras del mundo. ¿Se puede deducir que este escenario es la clave principal para que más gente esté visitando Argentina?

El tipo de cambio es importante, pero no es lo único. A este contexto económico buscamos acompañarlo a través de la promoción del destino -apuntando al mundo del trade y directo al potencial viajero-, de la mejora de la Ciudad para que la experiencia del turista sea óptima y también con la nueva conectividad aérea. Actualmente, viajar a Buenos Aires es más barato, demora menos tiempo y es más fácil continuar el itinerario en otras ciudades del país, ya que la conectividad de cabotaje también mejoró.

Al ser más barato visitar Argentina, ¿está llegando a la capital un turista más pobre? ¿Afecta esto a su gasto medio?

No hemos notado eso. El gasto promedio tuvo una leve baja pero aumentó la estadía promedio, seguramente porque Buenos Aires siempre fue un destino con un público muy amplio: para los que quieren una experiencia de lujo o vienen con motivos de negocios, pero también para los backpackers que buscan una propuesta accesible.

Argentina está batiendo récord en el número de turistas pero, ¿cómo están viviendo los argentinos la devaluación a la hora de visitar el extranjero?

En los últimos meses cayeron los viajes de argentinos al exterior, como una reacción natural de la situación económica. Para este verano, desde el gobierno nacional y desde la Ciudad lanzamos un programa de beneficios con descuentos en pasajes, paquetes turísticos, alojamiento, restaurantes, supermercados y espectáculos.

¿Cómo afronta el futuro del turismo argentino? En una entrevista a la agencia EFE, celebró que desde 2015, Mauricio Macri está “cambiando la política proteccionista del Gobierno anterior y abriendo a Argentina”. ¿Qué medidas concretas han afectado positivamente al sector turístico?

Tenemos una oportunidad de crecimiento histórica y la decisión de aprovecharla al máximo. La gran noticia para la Ciudad de Buenos Aires son los avances en la conectividad aérea que nos permitió incorporar más de 900.000 asientos internacionales de forma anualizada. Tenemos más frecuencias, rutas y nuevas aerolíneas apostando por el destino. Las reservas aéreas para viajar a Buenos Aires entre noviembre de 2018 y octubre de 2019 se incrementaron más del 20% desde las principales ciudades emisoras. Por otra parte, el crecimiento de aeropuertos de otras provincias nos permite liberar asientos en Buenos Aires que únicamente eran utilizados de tránsito. Tuvimos importantes novedades a nivel nacional como la exención del IVA al alojamiento de los extranjeros y la cancelación de los reciprocity fee con países como Australia y Estados Unidos. También realizamos campañas de posicionamiento del destino a través de los medios, pauta digital y vínculos con agencias y touroperadores.

Para finales de año, Buenos Aires ya estará conectado con Zurich y Los Ángeles. ¿Tienen alguna nueva ruta prevista para 2019? ¿Qué resultados espera en los próximos años con la nueva conectividad aérea internacional de Argentina?

Las nuevas rutas desde Los Ángeles y Zúrich significan la incorporación estimada de 38 mil turistas por año. El turismo internacional lleva casi dos años consecutivos creciendo y las estimaciones indican que se prolongará en los próximos meses. En 2019 habrá nuevas rutas que las irán confirmando las aerolíneas oficialmente, pero habrá con otros países de Sudamérica y otras que nos aportarán más frecuencias con Europa.