martes, 26 marzo 2019
ZONA PREMIUM
LATAM

Empresas españolas retiran inversiones de Venezuela

Inversionistas españoles con posiciones en Venezuela han decidido retirar sus capitales de allí debido a la inestabilidad social y jurídica en que se encuentra ese país. Esta semana, Juan Guaidó visita países aliados para aumentar la presión contra Nicolás Maduro.

28 de febrero de 2019. 16:00h Carlos Turdera (LATAM)
  • Image

Mientras la mayoría de los inversionistas españoles mantuvo o aumentó sus fichas en el tablero latinoamericano para este año, la inestabilidad social y jurídica de Venezuela determinó la anulación de planes de financiación de proyectos allí.

Venezuela es el único de los 19 destinos adonde este año llegarán menos recursos de estos empresarios, según el XII Panorama de Inversión Española en Iberoamérica, del IE Business School, que muestra la opinión de 106 firmas con intereses en aquella región y que coloca al país de Maduro, con 1,5 puntos, en el último lugar de una lista basada en una escala de 1 a 5 puntos.

El alerta rojo se ha encendido también para Nicaragua, que cayó al puesto 17 (2,15 puntos) debido a la “profunda crisis política” a que ha llegado el régimen de Daniel Ortega, blanco de protestas ciudadanas en las que han perdido la vida al menos 325 personas. Las inversiones españolas allí, no obstante, se mantendrán este año.

A pesar de que ambos países están alineados con proyectos socialistas, el máximo representante de ese ideario, Cuba, está en una mejor posición (16) al ser calificado con 2,24 puntos. Por ello, al igual que Honduras (15), Guatemala (14) y Nicaragua, la isla gobernada por Raúl Castro no será “castigada” por la retirada de capitales, sino que mantiene los flujos ya acordados.

PARADOJA ARGENTINA

Fuera del eje “castro-chavista” y en las antípodas de la retórica anticapitalista, se encuentra Argentina (18), país donde las inversiones previstas para este año por empresarios españoles no disminuirán, aunque tampoco aumentarán.

El motivo de la cautela aquí es la depreciación de más del 100% del peso en 2018 y la recesión de 2019. Otro factor es la incertidumbre que traen las elecciones de octubre, cuando el país elegirá al sucesor de Mauricio Macri y posiblemente se presente como candidata Cristina Kirchner.

A pesar de su plan liberalizador de la economía, el país del peronismo se ubica en el puesto 18 en la regla con que los españoles miden el potencial de rentabilidad en el continente, tan sólo un lugar mejor que Venezuela, aunque peor que todo el resto de los latinoamericanos.

ALTERNATIVA A UNASUR

En el transfigurado mapa político-económico latinoamericano, que pasó de una onda “rosa” (socialista) a otra “azul” (liberal) en los últimos años, subsiste Venezuela como un foco de inestabilidad y autoritarismo.

Centenas de muertes son atribuidas a la intransigencia política del régimen de Maduro, que ha quedado aislado y al borde de una intervención externa. En esa línea, Juan Guaidó, el presidente interino reconocido por 50 mandatarios, se reunió este jueves (28) con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, tras una reunión similar con el presidente de Colombia, Iván Duque.

El venezolano fue invitado también por el presidente de Chile, Sebastián Piñera, para debatir con jefes de Estado en marzo la conformación de un foro liberal como alternativa a la Unasur (Unión de Naciones del Sur), bloque impulsado por el fallecido Hugo Chávez que tiene hoy a la mayoría de sus integrantes (excepto Colombia, Uruguay, Chile y Perú) fuera de la mira de las inversiones españolas.