latam

Una firma de Brasil organiza el “perdón” a 62,5 millones de deudores

Serasa, empresa verificadora de crédito, organiza una renegociación masiva de deudas con descuentos de hasta el 90%. Las estadísticas muestran que este año hay 62,5 millones de brasileños con deudas atrasadas

28 DE abril DE 2021. 08:03H Carlos Turdera (LATAM)

8e85e7a542f78e19cdf969e46c627b3d.JPG

Nome sujo” (nombre sucio) es la expresión que designa en Brasil a una persona que compró un producto o servicio, no pagó en el plazo previsto y tampoco en los diez días siguientes que, de acuerdo con la norma, el vendedor debe concederle para liquidar o renegociar la deuda. 

Al llegar a esa situación, el acreedor adquiere el derecho de colocar el nombre de su deudor en las listas que organizaciones comerciales mantienen actualizadas para proteger al mercado.

Así, estar con el “nombre sucio” condena al deudor a la marginalidad, pues tendrá dificultades de acceder a dinero u otros beneficios debido a su fama de mal pagador.

Para reducir la connotación condenatoria del apelativo, las organizaciones pasaron a llamar a esos casos “nombre negativo” o “listado en órganos de protección al crédito”.

Entienden que de esta manera se favorece la negociación y reinserción financiera del ciudadano mediante un refuerzo positivo. Pero en el dominio popular, el nombre continúa siendo el mismo y la campaña se llama “limpia nombres”.

Deudas en pandemia

De acuerdo con Serasa (firma local de análisis de crédito comprada por Experian en 2007), más de 61 millones de brasileños estaban en esa situación en febrero de 2021. En marzo, el número subió a 62,5 millones, aumento que puede deberse a un efecto de la pandemia en la economía, dice la firma.

El motivo: retraso o impago de tarjeta de crédito, cuentas de agua, luz y gas, además de compras en tiendas. El endeudamiento tiende a persistir y es por eso que organizaciones como Serasa organizan lo que llaman “Gran limpieza de nombres”, unas jornadas en que se negocian descuentos de hasta el 98% de las deudas, prácticamente una condonación. 

Cómo y cuánto pagar

Para acceder al descuento, el moroso debe ingresar al sistema y consultar el estado exacto de su deuda y tipos. A partir de entonces, Serasa mediará entre deudor y acreedor para avalar el acuerdo. El deudor que regulariza su situación pasa a recibir ofertas de crédito y estímulos para llevar sus finanzas ordenadas.

En 2020, fueron 40 las empresas que aceptaron liquidar deudas de 1000 reales (unos 150 euros) por 100 (15 euros) y más de 9 millones de personas regularizaron su situación en esas listas “sucias” durante la “gran limpieza”, de acuerdo con reportes de Serasa. 

Actualmente, el promedio de las deudas es de 3.903,73 reales (590 euros) y la región con más personas endeudadas es la del sudeste del país (São Paulo, Rio de Janeiro, Minas Gerais, Bahia y Paraná), de acuerdo con Agência Brasil (oficial). 

Un nombre limpio

Los acuerdos este año prevén la reducción del 90% y el pago de cuotas que comienzan en el valor de 1,5 euros cada una. Los acreedores que aceptaron la negociación fueron 50 empresas, entre bancos, universidades y compañías de telefonía. 

El deudor que entra en acuerdo debe cumplir con el pago acordado en el nuevo plazo para que la empresa acreedora pida la exclusión de su nombre de las temidas listas, lo que ocurre dentro de un plazo de cinco días después del pago de la primera cuota. 

Por la ley brasileña, después de cinco años sin llegar a un acuerdo o por imposibilidad de pagar, el nombre del deudor sale de la lista automáticamente, aunque la deuda continuará existiendo y el acreedor aún podrá exigir su pago en la Justicia.

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"