latam

FMI revisa sus cálculos para segundo año de pandemia en Latam y Argentina

El fondo estima que la región crecerá 4,1% en 2021, mientras que para Argentina cita la recesión, dólar y elecciones como los principales desafíos este año. La inflación de este país en 2020 fue la más alta de la región después de Venezuela

04 DE febrero DE 2021. 08:39H Carlos Turdera (Latam)

1e366a5403886958f8c3ca18e885aaee.jpg

Como es habitual, los datos consolidados se conocerán en marzo. Pero desde ya se estima que la economía argentina se contrajo alrededor de -12% en el primer año de la pandemia, y que podrá “rebotar” hasta +4,5% en 2021 una vez que sean visibles los efectos de las campañas de inmunización contra covid19.

Las perspectivas

Las primeras cifras son de la Comisión Económica para América Latina y Caribe (Cepal) y están inscriptas en una caída regional del PIB de -8% el año pasado siguiendo un deterioro preexistente que fue agravado por la emergencia sanitaria, según el informe “Situación y perspectivas de la economía mundial en 2021”, publicado la última semana de enero.

Las segundas corresponden al FMI, que -en la misma semana- aumentó su cálculo para la economía global hasta +5,5%, adjudicando a la región latinoamericana un avance de +4,1% (un aumento de 0,5 puntos respecto de su pronóstico de octubre) y +4,5% para el país sudamericano, según su informe World Economic Outlook.

En ambos casos, el contexto es el tercer año de recesión y las fragilidades sistémicas de este país, como la inflación, pobreza y factores políticos asociados. Los organismos, sin embargo, difieren en el tamaño de la crisis y sus indicadores, ya que el FMI considera que en 2020 hubo una contracción del PIB de -10,4% contra el -12% de la Cepal.

Inflación

Entre los indicadores macro, el aumento de precios es un factor que crea tensión entre los argentinos y viene acelerándose. La estimación oficial (Indec) es de que en 2020 fue de 36,1%, la segunda más alta de la región tan sólo después de Venezuela. Para 2021, en tanto, el consenso consultores privados es que estará muy próxima de 50%.

Argentina cuenta también con un escenario de pobreza del 40,9% de su población que, junto con la carrera del dólar y la deuda externa, configura la bomba reloj que los gobiernos intentan desactivar hace años con diversos programas económicos. El actual ministro de Hacienda, Martín Guzmán, busca un acuerdo con el FMI para refinanciar 44.000 millones de dólares.

A ello hay que añadir las elecciones parlamentarias que se celebran en octubre y que serán una difícil prueba para el gobierno de Alberto Fernández, que conduce el país con la inflación más alta de la región después de Venezuela.

En suma, tales son los elementos de base con que Argentina juega en el tablero de 2021 el juego que toda la región ha coincidido en ponerle un mismo nombre más allá de las pequeñas divergencias en los pronósticos: incertidumbre.


Altex: "El inversor conservador ya no tiene disponible el activo que se lo daba todo"