lunes, 16 julio 2018
ZONA PREMIUM
LATAM

Ibermática amplía su presencia en Perú

La tecnológica donostiarra se encargará de la seguridad electrónica de los gasoductos de TGP

11 de julio de 2018. 17:30h Adrián Varela
  • Fuente / Ibermática
    El gasoducto que protegerá Ibermática discurre por la selva amazónica

La compañía de tecnologías de la información Ibermática acaba de anunciar que ha conseguido un nuevo contrato en Perú, de la mano de la compañía Transportadora de Gas del Perú (TGP). De este modo, la empresa vasca se encargará del mantenimiento preventivo y correctivo de los sistemas de seguridad electrónica de sus gasoductos en el Amazonas.

Concretamente, se trata de la seguridad electrónica del sistema de transporte por ducto de gas natural y líquidos de gas natural de Camisea, el proyecto energético de transporte de hidrocarburos que está considerado como el más importante de Perú y que ha sido diseñado, construido y operado por TGP.

El mantenimiento de los sistemas de seguridad electrónica supervisados por Ibermática será clave para TGP dado que con el gas natural transportado se genera cerca del 50% de la energía eléctrica de Perú, mientras que los líquidos de gas natural canalizados por esta infraestructura son la fuente de hasta el 80% de los gases licuados de petróleo (GLP) que se utilizan en el país andino.

Antonio Carbajal, responsable del Servicio y líder del equipo de campo que se encarga del proyecto, destaca que “nuestro compromiso de servicio es garantizar el correcto funcionamiento de todos los sistemas de seguridad patrimonial que TGP tiene instalados en sus bases operativas y administrativas. Y, dada la criticidad del sistema para el suministro energético del país, hemos de hacerlo garantizando estrictos marcadores de rendimiento como, entre otros, realizar el 100% de las actividades programadas y garantizar el, como mínimo, 98% de operatividad de los sistemas”.

Para llevar a cabo esa misión, Ibermática debe gestionar más de 300 sistemas de seguridad, que incluyen cámaras de vídeovigilancia, sistemas de almacenamiento y monitorización de vídeo, y controles de acceso, que están instalados en las 27 bases de operaciones de TGP a lo largo de los 750 kilómetros de recorrido del ducto que transporta los hidrocarburos desde la selva de Cusco hasta la costa de Ica.

Además, Ibermática también se encarga del mantenimiento preventivo y correctivo de los sistemas de seguridad electrónica que TGP tiene instalados en sus cuatro bases administrativas, ubicadas en Lima y Ayacucho. En total, la compañía donostiarra debe formar y desplazar equipos con alta especialización, aptitudes específicas y una excelente forma física para cubrir anualmente más de 35.000 kilómetros de rutas de alta peligrosidad en la selva amazónica, la cordillera andina y la costa, donde se enfrentan a climas extremos, zonas de alto riesgo de explosión y áreas con presencia terrorista.

Carvajal resalta que sus profesionales "al margen de su experiencia técnica de los sistemas, requisito indispensable para formar parte del equipo, han de ser expertos en la conducción de vehículos 4x4 en condiciones peligrosas, superar cursos de trabajo en altura y tener formación específica para saber reconocer los riesgos y peligros de trabajo en zonas clasificadas por riesgo de explosión, además de recibir una formación exhaustiva de supervivencia en selva”.