latam

Los ganadores de la pandemia en Latam

Impulsada por la acelerada digitalización de la pandemia, la implementación del 5G avanza en los países de Latam mientras fintech, farmacéuticas, constructoras y firmas de logística emergen triunfantes en la crisis sanitaria gracias a haberse adaptado rápida y eficazmente al cambio de realidad.

28 DE noviembre DE 2020. 09:00H Carlos Turdera (LATAM)

f949ec3bc7b7a9a4a3b26bbca35f8dc0.JPG

Si bien no existen ganadores en esta pandemia -excepto, tal vez, la humanidad como un todo si se contabilizan aprendizajes que podrán quedar para las próximas generaciones- hay sectores que dieron grandes pasos o se beneficiaron en 2020 durante la gestación de la nueva realidad. Estos, justamente, son los que salen fortalecidos en el escenario económico que resulta de estos meses de transformación acelerada.

Operadoras de telecomunicaciones, fintech, farmacéuticas, constructoras y firmas de logística están entre las que se mostraron más dinámicas en la crisis sanitaria no sólo para adaptarse al cambio de circunstancias, sino también para posicionarse con mayor firmeza en el ecosistema de servicios de cara a la pospandemia en la región latinoamericana.

Veloces y productivos

Una de las “revoluciones” para las que Latam se estaba preparando antes de la llegada del coronavirus era la del 5G. La implementación de esta tecnología siguió en agenda durante la pandemia ya sea a través de iniciativas gubernamentales para su regulación o bien por la ejecución de inversiones privadas que ya estaban en marcha.

Entre las primeras están Uruguay, Colombia y Chile, que lanzaron subastas de frecuencias radioeléctricas para atraer inversiones. Entre las segundas, el lanzamiento del servicio 5G DSS de la empresa Claro en Brasil (en julio), una suerte de “demo”, puesto que la subasta de frecuencias fue postergada para 2021 por el gobierno de Bolsonaro.

En México, en tanto, con las licitaciones aún sin fecha, el jugador más avanzado es el grupo de empresas de Carlos Slim, que posee más concesiones en la banda de 3,5 Ghz y ha comenzado (en abril) con pruebas piloto de sus empresas Telcel y América Móvil (controladora esta última de Claro en Brasil).

“La coincidencia de la nueva normalidad con el lanzamiento del 5G abre oportunidades para mejorar la posición de la región en los índices globales y permitir una recuperación más rápida del valor perdido en la crisis del COVID-19”, sostiene Alejandro Adamowicz, director de Tecnología y Estrategia para Latam de GSMA, comentando el reporte The Mobile Economy 2020.

Tal aceleración favorece a “industrias clave para los PIB de la región como minería, petróleo, gas, manufacturas de vehículos, agro e industrias del conocimiento”, señala el especialista, explicando que la nueva tecnología podrá “sumar a Latam a la 4ª Revolución Industrial”. Según las proyecciones de GSMA, en 2025 habrá 53 millones de conexiones 5G en Latam, un 7% del total global, con Brasil, México, Colombia y Argentina como mercados de mayor cantidad de usuarios.

Sin tocar dinero

Si bien Colombia ha sido considerado el país latinoamericano con más fintech en 2019 (76% de la población usaba esos servicios el año pasado, según una medición de Ernst & Young), la digitalización del dinero y la expansión de canales para que este circule es una onda que cubre toda la región, desde México a Argentina. Brasil, por sus dimensiones, es donde los números son más altos y transversales.

Facebook inició allí, en junio, las pruebas de su sistema de pagos (WhatsApp Pay); el Banco Central lanzó, en octubre, un sistema de operaciones gratuitas para usuarios de todos los bancos (PIX) y la fintech Ebanx -que se convirtió en unicornio en 2019 y procesa pagos de Uber, Spotify y Airbnb- ya exporta su solución a Paraguay, Costa Rica y Panamá. Con empresas y bancos como clientes, FitBank (otra fintech brasileña) se asoció con JP Morgan para globalizarse, comenzando por EEUU.

Argentina, por su parte, registró en agosto 530 millones de transacciones digitales, un aumento del 20% respecto de igual mes de 2019, indica el reporte Uso de Dinero Electrónico de la red Link, que destaca el crecimiento de la billetera digital Valepei (envíos instantáneos y gratuitos de dinero) con más de 1 millón de descargas.

En el mismo cuadro, México -que estuvo a la vanguardia con la primera ley fintech de la región en 2018- era escenario de una explosión de esas firmas cuando llegó la pandemia. Entre 2016 y 2020, el número de las financieras tecnológicas pasó de 158 a 441, según un informe de Finnovista, organización que impulsa al sector. Con ese número, el país era el líder en marzo, superando a Brasil (377), Colombia (180), Chile (112) y Argentina (110), de acuerdo con datos de Forbes.

Medicamentos y construcción

Tanto por la expectativa de encontrar un antídoto para la covid como por las campañas para fortalecer el sistema inmunológico mediante el consumo de productos saludables y también por la competencia en la fabricación de análisis para detectar el virus, el sector farmacéutico ha resultado beneficiado directamente en la pandemia.

La valorización del 30% que tuvo, en mayo, la acción de la firma de biotecnología Moderna (MRNA) en la bolsa de Nueva York (cuando anunció que había obtenido resultados positivos en la creación de una vacuna contra el coronavirus) se reflejó, en agosto, en la bolsa B3 de Brasil -la principal de Latam- con la apertura de capital (IPO) de la farmacéutica d1000 (DMVF3), que levantó 63,2 millones de euros para la expansión de la red en este país.

“Es una nueva etapa. Con esta inyección de capital, la empresa tendrá un papel aún más destacado entre las redes farmacéuticas”, dijo el CEO Sammy Birmarcker, después de que el presidente de la bolsa, Gilson Finkelsztain, señalase que el de las farmacias es “un sector muy relevante para nuestra economía, más aún en este momento” de pandemia.

En línea con tal afirmación, la Guia da Farmácia de Brasil (publicación del sector) publicó en septiembre una proyección basada en datos oficiales según la cual el gasto promedio de la población brasileña para adquirir medicamentos y para tratamientos de salud habrá crecido este año un 7% y un 22,3%, respectivamente, en comparación con 2019.

Y -aún en el recinto bursátil- entre las triunfadoras están también las empresas de construcción, actividad que fue catalogada como esencial por la mayoría de las asociaciones del sector. La red Quero-Quero (LJQQ3), por ejemplo, hizo una IPO en la B3 y recaudó 295 millones de euros. En plena pandemia y sin ser una empresa de gran tamaño para los parámetros brasileños, vale subrayar.

Logística, lógicamente

También entre los sectores que encontraron una oportunidad en la crisis, el de la logística tuvo una aceleración directamente asociada con el auge del comercio electrónico y debió aumentar su capacidad de transportar productos a través de las cadenas de abastecimiento para atender a compañías fabricantes, distribuidoras y comercializadoras.

Un caso paradigmático fue la creación, en Argentina, de Correo Compras, una tienda virtual que (a la manera del Correos Market español) utiliza la estructura y capacidad logística de la empresa estatal de correos para “impulsar la promoción y venta de productos regionales”, según dijeron las autoridades.

Esa iniciativa nace después de una serie de tensiones entre Marcos Galperín, fundador de Mercado Libre (conocida como la empresa más exitosa de la historia de este país, también llamada la Amazon argentina), y el gobierno de Alberto Fernández (izquierdas), contrario a las prácticas de libre mercado.

Más allá del enfrentamiento entre ambos actores, el equipo gubernamental -sumido en una crisis de frentes múltiples, particularmente de financiación- sale a captar recursos en ese sector de la nueva economía, el e-commerce, emulando fórmulas de la plataforma privada que mostraron grandes resultados.

La clave del éxito

Para la región en su conjunto, en tanto, el Banco Mundial dijo, en septiembre, que los gobiernos “pueden mejorar el clima de negocios para atraer inversiones, y desarrollar la infraestructura de comunicaciones, transporte y logística” impulsando así el crecimiento de las empresas y la creación de puestos de trabajo.

“Los trabajos del futuro”, consideró Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del BM, “estarán condicionados por avances tecnológicos ligados a la llamada cuarta revolución industrial”. En ese nuevo contexto, el gran desafío -que ahora se torna más urgente- es crear fuentes de trabajo hacia sociedades más equitativas, postula.

“Esa será la medida del éxito”, concluye Jaramillo, que supervisa las relaciones con 31 países en la región, subvenciones de 27.000 millones de euros para los mismos y que propone “fomentar la producción, el comercio y la oferta de servicios, actividades que en buena parte tienen ya una base digital”.

RentaMarkets: "Es interesante apostar por compañías que se van a beneficiar de la reapertura"