latam

Macri se lanza a la difícil conquista de su reelección

Tras regresar de Nueva York sin un desembolso del FMI, el presidente argentino recorre el país en busca de votos para ganar las elecciones de fin de mes. La nueva directora Kristalina Georgieva dijo que el organismo quiere “el éxito” de Argentina.

07 DE octubre DE 2019. 12:03H Dirigentes

223ebaa4d6f6d0d806d0abdfbbe526f5.jpg

El presidente Mauricio Macri cumplió este viernes (4) la primera semana de una marcha nacional al cabo de la cual espera ganar las elecciones que Argentina celebrará el domingo 27 para una nueva administración de 4 años.


Antes de lanzarse a este “rally”, que consiste en visitar 30 ciudades en 30 días para convencer a los ciudadanos de votar por su continuidad, el mandatario acudió al FMI, la última semana de septiembre, en busca de un desembolso acordado en 2018.


El viaje a Nueva York, durante el que expuso también en la ONU, fue la última actividad externa del mandatario en las semanas previas a la disputa electoral que tendrá con Alberto Fernández y Cristina Kirchner, fórmula de centroizquierda favorita en sondeos preliminares.


Éxito y apoyo


“Argentina es un miembro importante del FMI y queremos su éxito”, dijo la nueva directora del Fondo, Kristalina Georgieva, que tiene en su mesa los acuerdos firmados por el equipo de Macri con su antecesora Christine Lagarde.


Entre esos acuerdos, el mandatario argentino tenía mucho interés en lograr un desembolso de 5.400 millones de dólares, que hacen parte del préstamo de 57.000 millones acordados en 2018, pero el pago fue demorado hasta que asumiera Georgieva, este martes (1).


Ahora, de acuerdo con la agenda del FMI, habrá una nueva reunión el 14 de octubre para tratar el tema, aunque el organismo nada ha anticipado en relación a si Argentina recibirá la cuota antes de las elecciones presidenciales.


Riesgo y crisis


Fuentes extraoficiales sostienen que el desembolso sólo llegará después de las elecciones y uno de los motivos sería que el FMI quiere evaluar al candidato Fernández, que atribuye la “culpa” de la crisis argentina a ese organismo, coincidentemente.


La economía argentina se ha deteriorado velozmente, en particular después de las elecciones primarias en que Fernández aventajó a Macri por 16 puntos. Los datos negativos hoy incluyen 35,4 % de pobreza e inflación cercana a 55 %, según datos oficiales.


Esos factores se conjugan para que el país reviva momentos críticos de su historia. En 2001, la pobreza llegó al mismo nivel y ello abrió las puertas al caos social, controlado después por una alianza peronista, el “kirchnerismo”, que gobernó por 12 años.


Revertir la crisis y evitar el regreso de “los Kirchner” es lo que se proponen Macri y seguidores con el eslogan “Sí, se puede”, frase que remarca las dificultades que ese país vuelve a tener 20 años después de aquella otra gran crisis y a apenas tres semanas de votar el rumbo que tomará en la próxima década

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"