miércoles, 17 julio 2019
ZONA PREMIUM
LATAM

Pepsi invertirá 4.000 millones de dólares en México

La compañía dijo que construirá su primera planta nueva desde 2000, montará un sistema agrícola sustentable y reducirá grasas saturadas en sus productos. México es la mayor operación en América Latina de la multinacional presidida por el español Ramón Laguarta.

14 de mayo de 2019. 00:00h Carlos Turdera (LATAM)
  • Image

PepsiCo anunció que invertirá 4.000 millones millones de dólares en México para ejecutar, entre 2019 y 2020, una amplia estrategia productiva de principios sustentables, construir su primera planta nueva desde el año 2000 y crear 3.000 empleos. La acción se enmarca en la gestión del nuevo CEO de la compañía, el español Ramón Laguarta.

La inversión en ese país -que es la mayor operación de PepsiCo en América Latina y la segunda en escala global- se enfocará “en fortalecer nuestro modelo agrícola, infraestructura, agenda de sustentabilidad y programas de desarrollo comunitario”, anunció la compañía en un comunicado a la prensa en el que sólo especificó el destino de 1.130 millones.

De acuerdo con Laguarta, que sucedió a Indra Nooyi como CEO de PepsiCo en octubre 2018, la inversión se propone tener “un impacto positivo en todos los niveles de la economía del país, desde el campo hasta las tienditas de la esquina en cada localidad”, expresión que también usaron los dirigentes al presentarle el plan al presidente izquierdista Andrés Obrador.

Buenas prácticas

Para cumplir ese propósito, PepsiCo Mexico Foods (PMF, por su sigla en inglés) y su socio mexicano Gepp planean invertir más de USD 1.000 millones en materias primas locales (patatas, maíz y azúcar), al tiempo que PMF renovará su Centro de Desarrollo Agrícola “para obtener semillas de alta calidad”, detalla la compañía.

PepsiCo dijo también que invertirá USD 109 millones en la construcción de su primera fábrica nueva en los últimos 20 años y que ésta se ubicará en Guanajuato. Datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública indican que ese estado lideró el récord de violencia de México con 947 homicidios cometidos en el primer trimestre de 2019.

La compañía opera en México desde 1907 y sus principales unidades de negocio son Pepsi, Sabritas, Gamesa, Quaker, Gatorade y Sonric´s (bebidas y alimentos). En línea con su estrategia de “desempeño con sentido”, la multinacional planea destinar USD 13 millones a reducir las grasas saturadas en sus productos, reducir emisiones de CO2 y aumentar el uso de energías renovables.

Otros USD 7 millones se destinarán a “fomentar el desarrollo comunitario” a través de programas de desarrollo “enfocados en el agua, el reciclaje, la nutrición y el empoderamiento de las mujeres para beneficiar a más de 150.000 personas en el país”. La compañía cerró en diciembre una planta en Brasil, el otro gran país latinoamericano, por un litigio fiscal.

Socios estratégicos

Pepsi realiza la inversión junto con su socio estratégico Grupo Gepp, que es el embotellador exclusivo de la compañía en México y la única empresa de bebidas que opera, fabrica, distribuye y comercializa bebidas carbonatadas en todo el país.

El Sistema PepsiCo México cuenta con casi 80.000 colaboradores, mientras que Gepp proporciona empleo directo a más de 38.000 trabajadores. Juntas, ambas compañías contribuyen con 0,4% al PIB del país, según datos de Oxford Economics citados por Pepsi.