latam

¿Qué oportunidades hay en Perú con el nuevo rumbo político?

DIRIGENTES entrevista a Joan Manuel Barrena, Consejero Comercial de Promperú en España

27 DE noviembre DE 2020. 08:45H Mario Talavera

72a689f07948fe40fd004e8e51bf0d20.jpg

La situación en Perú es convulsa tras la salida del último presidente electo, Martín Vizcarra, y la asunción del cargo por parte de Francisco Sagasti como interino. A pesar de esas convulsiones, la economía es 'megadiversa' tal como la define Joan Manuel Barrena, Consejero Comercial de Promperú en España, en una entrevista con DIRIGENTES. El sector primario representa su principal baza, pero también la industria, la minería y el sector servicios tratan de abrirse paso en las exportaciones peruanas.

¿Qué expectativas pueden tener los inversores en Perú toda vez que ha cambiado el rumbo político con el nuevo gobierno? ¿Qué rumbo puede tomar la política económica?

Somos una oficina técnica encargada de promover el comercio. Mi opinión personal es que es un proceso que ha seguido sus canales. Ya hay un nuevo presidente, los ministerios están trabajando, las agencias están trabajando y Perú emitió ayer bonos soberanos a 100 años a una tasa de 3,25% en el mercado internacional. Eso denota que el mercado internacional sigue funcionando en el Perú. Son procesos por los que está pasando Latinoamérica y el mundo. Nosotros tenemos que pasar la página y seguir trabajando. Estamos activos y seguimos promoviendo el comercio. Esta oficina y las otras 28 que hay en el mundo.

¿Qué tiene Perú que haga interesante comprar productos de allí e invertir?

Es un país megadiverso. En el Perú se concentran 84 de los 104 lugares de vida en el mundo. Esto quiere decir que se puede producir casi todo. Tenemos un litoral de 3.000 km con un mar rico. Esto nos hace uno de los países líderes en la exportación de productos hidrobiológicos: pota, langostinos, anchoa, etc. Y de hecho España lo sabe. Trabajamos muy de cerca con Galicia desde hace años. Y también hay empresas españolas trabajando en Perú. Además de eso, somos una despensa de alimentos para el mundo. España consume mucho de los productos que Perú produce: aguacate, mango, uvas… Y una serie de productos ‘superfoods’: menestra, frijoles, quinoa… Además, su política comercial, es firmante de acuerdos de libre comercio, con más de 27 acuerdos. La empresa española que se instale en el Perú tiene un mercado ampliado. Eso significa que una empresa que está en Perú no solo le va a vender a 32 millones de peruanos, sino a todos aquellos con los que Perú tiene acuerdos comerciales: la UE, EEUU, Japón, China… Conozco varios casos de empresas españolas que exportan al mundo. Eso es lo que ofrece Perú. Además, somos un país con un déficit de infraestructuras importante. Requiere que se invierta en la construcción de líneas de metro, aeropuertos, mejora de puertos, cableado de fibra óptica, etc. España actualmente tiene al menos 500 empresas instaladas en Perú. No son solo las grandes empresas, sino muchas otras que trabajan en servicios, agricultura o tratamiento de aguas.

Por otro lado, la crisis de 2012 que sufrió España hizo que muchos arquitectos emigraran hacia Perú. Se instalaron allí y engrosaron la masa profesional cualificada de Perú. Por otro lado, la ubicación es una ventaja, la salida al mar y el hecho de estar en el centro del continente. Creo que hay muchas ventajas para una empresa española al instalarse en Perú o para comprar productos.

Habla de productos agrícolas, sobre todo. ¿Qué otro tipo de servicios y productos pueden interesarle al comprador e inversor extranjero?

Perú es un país minero: plata, cobre, bronce, estaño, zinc… Pero también tenemos otros sectores como el industrial. Hay varias categorías, por ejemplo: acabados para la construcción. Otra categoría son ingredientes naturales para la cosmética. No solamente las personas quieren alimentarse bien. También quienes usan productos de este tipo que sean naturales. En Perú hay muchos productos naturales que se usan para la cosmética que se exportan también a España y a otras partes del mundo. Aceites esenciales, semillas, granos andinos y otros muchos que se usan en la cosmética. Es otra categoría que estamos impulsando.

Los servicios y la maquinaria para la minería también se están desarrollando en Perú. Existen también autopartes (recambios de automóvil). Somos conscientes de que estas empresas no son muy conocidas pero hay unas diez empresas peruanas que producen artículos de recambio. Las marcas originales suelen tener sus propios talleres donde se proporcionan los recambios de la marca pero también se puede optar por otro tipo de recambios, que son los que fabrican estas empresas de Perú. Hay talleres en España que no te ofrecen exclusivamente piezas originales porque son más caras. Por otro lado, hay una empresa peruana llamada AGP que produce los piezas originales de los vidrios para empresas tan poco conocidas como Tesla, Audi o Mercedes. Es irónico que muy poca gente sabe que una empresa peruana produce vidrios de última generación para estas marcas en varias partes del mundo.


Joan Manuel Barrena, Consejero Comercial de Promperú en España

La restauración también está viviendo un gran momento. Tenemos más de 250 restaurantes en los que un tercio de ellos se ofrece pollo a la brasa, que es una de las especialidades peruanas. Se hacen unos hornos especiales que se han fabricado en el Perú y se venden a todos aquellos países donde se concentran restaurantes peruanos: España, Chile, Italia y Estados Unidos son los países que reciben este tipo de maquinaria para los restaurantes que hacen ese plato.

Perú también es un país interesante para los servicios porque somos un país en desarrollo y los costos son más baratos, tanto el alquiler como la mano de obra. Para muchos sectores es interesantes. Estamos impulsando el sector software y la animación digital en España. Una empresa española puede subcontratar a una empresa peruana, que también tiene talento, pero tiene un coste menor y puede atender este pedido. Es un mundo en el que Perú quiere posicionarse también.

¿Cómo es la relación de España con Perú?

Es una mirada interesante. Nosotros impulsamos el comercio, el turismo y las inversiones. Todo está ligado a la presencia de peruanos en España, más de 200.000. También a la presencia de españoles trabajando en Perú y a que más de 155.000 españoles visitan Perú. Son el principal emisor europeo de turistas. Eso hace un círculo virtuoso. El español que va a trabajar a Perú, se establece, vive un tiempo, y luego vuelve a España, hace que los españoles que están a su alrededor tomen en cuenta a Perú para sus próximas vacaciones. Las cuatro líneas aéreas que visitan el país, con frecuencias desde Madrid y Barcelona: Iberia, Latam, Air Europa y Plus Ultra, con más de 27 frecuencias. Y que van a comenzar muy pronto a volar. Tal vez en menor intensidad ahora. Pero todo eso significa un acercamiento importante.

Cada vez que una empresa española quiere explorar Perú, nuestra recomendación es visitar la cámara española que hay allí. También hay una cámara peruana aquí en España, en Barcelona. Hay un flujo, los mecanismos y las instituciones que ayudan a este intercambio. Compartimos el idioma, la historia, y muchos años en los que grandes empresas están allí. Creo que por eso es tan fuerte la relación. Al igual que en 1980 los peruanos comenzaron a emigrar al mundo, después de la crisis de 2008 muchos españoles emigraron a Perú. Es interesante ver cómo la vida va cambiando y que a veces la oportunidad está aquí y, otras, está allí.

España hace de puerta de Europa para Perú, si bien el país también tiene buenas relaciones comerciales con otros países europeos. ¿Qué piensa con respecto a esto?

España es la puerta a Europa, aunque también hay bastantes frecuencias para ingresar allí vía Ámsterdam. Pero el idioma es un gancho. Si algún amigo quiere venir a Europa, le aseguro que de cada diez, ocho van a preferir España precisamente por la historia, el idioma y los amigos que pueden tener en este país. Ahora que todo el mundo viaja y las distancias se han acortado, hay que decantarse por alguna virtud a la hora de elegir. Y la virtud tiene que ver con esos nexos comunes. Luego algunos viajan a otros países, pero la entrada es por España. Y eso hace también que muchos españoles vuelen hacia allá, gracias a que las cosas han cambiado y a que los índices de pobreza han disminuido. Y a la vez esa mejora contribuye a que los peruanos puedan viajar por el mundo.

¿Cómo está afectando al país la crisis del coronavirus?

Ya pasó la etapa de quejarnos y lamentarnos. Debemos celebrar la vida. Esta crisis ha desnudado nuestras deficiencias en sanidad pero también nos ha hecho abrir los ojos. El Gobierno ha invertido y se ha tratado de preparar para una segunda ola. Se han abierto hospitales, se han adquirido equipos UCI e incluso en España hemos ayudado a identificar empresas para realizar esas compras. Creo que estamos preparados para atenuar una segunda ola hasta que llegue la vacuna.

En Perú llevamos varias semanas con el ritmo de contagios a la baja y también disminuye el número de muertes. Lo bueno es que entramos al verano. Es una ventaja para Latinoamérica porque se pueden ver los errores que cometió Europa al enfrentar la pandemia. Las medidas se relajaron, se fueron a la playa y al regreso sufrieron las consecuencias. En Perú y en otros países no deberíamos descuidar eso. Y que la sanidad esté fortalecida, que haya un descanso para los sanitarios. Todo un país sostenido por un grupo de personas, que es algo que pasó en todo el mundo. Hay que prepararse para que antes de que acabe el verano ya haya vacuna, y que podamos encararlo vacunados.

Económicamente tuvimos un parón más largo que en España. Se ha reactivado la economía más tarde que aquí. Por eso la gente tiene muchas ganas de trabajar. En servicios, manufacturas diversas, alimentos y demás se necesita trabajar y generar ingresos.

También ha sucedido ahora la salida de Donald Trump de la Casa Blanca. ¿Qué expectativas tienen con respecto a este cambio?

No sabemos qué medidas va a adoptar el nuevo gobierno. Hubo una decisión tomada por el gobierno americano de poner aranceles a los vinos y al aceite europeos que ingresaban allí. Eso conllevó una desviación de comercio. Perú exportó aceite de oliva a España y después, España la reexportó a Estados Unidos. Esa es una desviación que se produce por decisiones de política comercial de un tercer país. Como decía, no sabemos qué nuevas medidas adoptará Estados Unidos, pero lo que hizo este arancel fue promover la exportación de aceite a granel. Supongo que lo que quería EEUU era que se exportara a granel para que se re-envasara en el país. Tenemos que estar expectantes y analizar las oportunidades. En este sentido, esperamos que haya más oportunidades, sencillamente.

Alberto Chan: "En el primer trimestre podemos ver correcciones en las bolsas"