bolsas y mercados

Monex Europe: “El sector servicios mantendrá a flote la Eurozona”

La Eurozona parece la región que más está sufriendo en el final de ciclo económico y el único indicador que parece mostrar fortaleza es el que mide al sector servicios.

24 DE octubre DE 2019. 11:35H Patricia Malagón

El final del ciclo económico es el escenario actual en el que se encuentra inserta la economía. Por regiones, Estados Unidos no parece estar dando tantos síntomas de ralentización como Europa. En cuanto a China, a pesar de la caída de importantes indicadores como el PMI manufacturero, los impulsos del Gobierno y los pactos parciales con la delegación de Donald Trump podrían estabilizar la desaceleración económica.

El territorio que más preocupa es, precisamente, el que engloba a la Eurozona, que además se encuentra en medio de un conflicto comercial con los Estados Unidos. “Teniendo en cuenta que no se prevé que el complejo panorama comercial se revierta considerablemente en los próximos meses, lo que mantendrá a flote a la eurozona será el sector servicios, que hasta el momento ha mostrado resiliencia y dinámicas positivas a pesar de lo convulso de los últimos meses” ha destacado Olivia Álvarez, analista de Monex Europe, que también ha comentado sobre las persistentemente bajas expectativas de inflación en la Eurozona, y las perspectivas de una posible recesión técnica en Alemania. La aguda dependencia del sector externo de la mayor economía europea puede tener un efecto ampliamente desestabilizador en la región y filtrarse hacia una ralentización de los sectores con mayor orientación doméstica.

Además, la analista ha hecho balance de los ocho años de política monetaria ultra acomodaticia por parte de Mario Draghi al frente del BCE y los retos a los que se enfrenta la nueva presidenta de la entidad, Christine Lagarde, que “tendrá las manos atadas para implementar futuras iniciativas de política, acentuando el limitado espacio de actuación que le queda al BCE y la política monetaria para influir en la economía doméstica”. Al respecto también destaca la relevancia de políticas fiscales más proactivas como instrumento de estímulo en el área.

El Brexit, otro gran riesgo

A la economía europea un Brexit duro podría terminar de llevarla a la recesión. Aunque, el que más está notando el efecto, por el momento, es el Reino Unido que ha visto como su moneda pierde cada vez más valor. “La libra ha caído cerca de un 30% en términos nominales desde el referéndum de 2016. Es aproximadamente la misma caída en términos porcentuales que en los 58 años previos a 2008”, señala Ranko Berich, jefe del equipo de análisis de Monex Europe.

Sin embargo, Berich ha destacado que el factor clave para juzgar hasta qué punto llegará un rally de la libra esterlina post-Brexit será la inversión empresarial, que básicamente se ha derrumbado durante el último año y medio, contrayéndose durante cuatro de los últimos cinco trimestres. “Si los empresarios comienzan a invertir de nuevo, el crecimiento de la libra en su conjunto aumentará por encima de la tasa del 1% a la que ha estado tendiendo y la libra esterlina al menos tendrá la oportunidad de recuperar niveles cercanos a las fechas previas al referéndum. Esta recuperación también dependerá de factores globales”.


Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"