eeuu

Morgan Stanley recorta 1.500 empleos por la incertidumbre económica

Las preocupaciones sobre una perspectiva económica global incierta y la evolución de la tecnología que podría desplazar a muchos trabajadores en los próximos años, son los motivos que parecen estar detrás de esta decisión.

10 DE diciembre DE 2019. 17:14H Cristina Rodríguez (Nueva York)

352d65bb4595f7b3a0d11c988af31aae.JPG

Los recortes de empleos en el banco de inversión representan más del 2% de la fuerza laboral de Morgan Stanley, que totalizaba 60.532 empleados a finales de septiembre en los 41 países donde opera. Los despidos se centrarán en los roles de tecnología y operaciones a nivel mundial.

Morgan Stanley, la empresa de comercio de acciones más grande del mundo y un asesor líder de fusiones, ha tomado esta decisión a pesar de haber registrado ganancias e ingresos en el tercer trimestre que excedieron las expectativas de los analistas. En ese periodo la compañía tuvo 10.100 millones de dólares en ingresos y sus acciones han subido un 25% este año.

Morgan Stanley prevé ahorrar con los despidos entre unos 150 millones a unos 200 millones de dólares.

Esta noticia se produce en un momento en el que las firmas de Wall Street se enfrentan a cierta presión para restringir el gasto para compensar un entorno desafiante de bajos tipos de interés, lento crecimiento económico y desaparición de la volatilidad en los mercados financieros. Aunque los temores de recesión se han aliviado en las últimas semanas debido a las señales de que gran parte de la economía estadounidense está demostrando ser resistente a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, excepto por la industria manufacturera de Estados Unidos que está en recesión.

La incertidumbre permanece en el frente comercial, y no solo por las negociaciones con China, también las tensiones con Europa con distintos aranceles de ida y vuelta y el acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá que está a punto de aprobarse.

A esto hay que añadir que además en estos momentos los trabajos bancarios tradicionales están siendo interrumpidos por la inteligencia artificial, la automatización y otras nuevas tecnologías.

La industria de servicios financieros se está preparando para este gran cambio. Según un estudio de IHS Markit, para 2030 aproximadamente 1,3 millones de trabajadores bancarios en Estados Unidos y unos 500.000 en el Reino Unido podrían verse afectados por la introducción de la inteligencia artificial en los espacios de trabajo.

El informe continúa dicendo que los trabajadores de banca que se verán afectados por despidos y reasignaciones incluyen cajeros de bancos, representantes del servicio al cliente u oficiales de préstamos, entre otros.

Las finanzas también están expuestas a estas tendencias tecnológicas porque los bancos gastan 150.000 millones al año en tecnología, más que cualquier otra industria, según un estudio realizado en octubre por el analista bancario de Wells Fargo Mike Mayo.

Algunos bancos europeos también han eliminado empleos en un intento por controlar los costos. En julio, Deutsche Bank lanzó una reforma para reducir en 18.000 la fuerza laboral de la compañía.

Es probable, según los expertos, que otras empresas del sector bancario anuncien recortes a medida que continúe la planificación para 2020.

“El mercado está caro, descuenta expectativas de una recuperación demasiado optimista”