nombre propio

20 años de inversión en el futuro

Ana Gasca, directora general de NN IP para Iberia

19 DE octubre DE 2020. 08:00H Ana Gasca

a4f400fa5fd486cc08710ec570d7c0a1.jpg

Para nosotros, la inversión sostenible significa ir un paso más allá. Estamos convencidos de que analizar la intención y la estrategia corporativa de las empresas nos permite caminar hacia un futuro más sostenible, detectar ganadores venideros e identificar posibles rezagados. Las compañías necesitan adaptarse y encontrar soluciones que mejoren la eficiencia si quieren no solo sobrevivir, sino prosperar. Creemos que el nivel de sostenibilidad puede ser un importante indicador de la calidad de una empresa y que medir su rendimiento y puntuación ESG actual, pero también cómo trabaja en su estrategia sostenible futura para mejorarla, es clave para descubrir a los ganadores del futuro. Lo llevamos haciendo 20 años en nuestro fondo de renta variable global sostenible -NN (L) Global Sustainable Equity- y estamos orgullosos de ello, no solo por el enfoque activo que desarrollamos en inversión responsable, sino porque los datos nos avalan.  

El fondo, que combina el análisis ESG con el análisis financiero tradicional a la hora de seleccionar valores, ofrece rendimientos muy superiores a su índice de referencia, el MSCI World Index (Net) tanto a un año, como a tres y cinco. En el último ejercicio, y con datos de cierre de agosto, renta más de un 26,5% frente al 7,5% de su “benchmark”, a tres años se revaloriza un 17,08% frente al 9,60 del índice y, a un lustro, la comparativa también es clara: +13,17% de la estrategia con respecto al +8,99% del índice comparable.

Se trata de cifras que demuestran los méritos de nuestro enfoque de inversión “a prueba de futuro” y que van más allá de la resiliencia cierta y de la que tanto se habla este año ante la irrupción del Covid-19. Para nosotros esto no ha sido ninguna sorpresa porque comprobamos también la resistencia de la estrategia durante la crisis financiera de 2008.

Cuando lanzamos hace ahora veinte años nuestro fondo sostenible de bolsa global, el mundo de la inversión apenas asomaba a la sostenibilidad. Coincidió en el tiempo con el establecimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que fue uno de los primeros pasos en la cooperación mundial para combatir la pobreza, el hambre, las enfermedades, el analfabetismo, la degradación ambiental y la discriminación contra las mujeres. Desde entonces, la inversión responsable ha ido avanzando hasta hacerse indiscutible no solo en renta variable y nuestro enfoque no ha variado en estas dos décadas. Seguimos centrados en la búsqueda de empresas de alta calidad con negocios sostenibles y con una posición competitiva fuerte que se comporten de manera sostenible. Y mantenemos una visión a largo plazo.

Fondo sostenible europeo

Dado el éxito de la estrategia global, hace seis años decidimos replicar su filosofía en un fondo de bolsa europeo, el NN (L) European Sustainable Equity. Aquí la búsqueda también está enfocada en esas empresas sostenibles de calidad con valoraciones atractivas y ofrezcan cierta protección en mercados en declive, pero en Europa.

También en este caso el comportamiento de la cartera bate en los distintos periodos a su índice de referencia, en este caso el MSCI Europe Index (Net). Así, con datos de cierre del octavo mes del ejercicio, la rentabilidad a un año del fondo se sitúa en el 15,08%, que compara con el -2,92% del índice; a tres años renta un 9,5%, frente al 1,45% del indicador y, a cinco años, el comportamiento del fondo alcanza el 9,04%, cuando el índice de referencia suma un 2,60%. Una trayectoria sólida basada en dos décadas de experiencia en renta variable sostenible y en un enfoque en el que creemos con firmeza. Un enfoque que, aunque no es inmune a la crisis actual, nos está permitiendo navegar mejor a través de las turbulencias.

Tendencias a largo plazo vinculadas a la sostenibilidad como la transición hacia fuentes de energía renovables y hacia una producción de alimentos más saludable siguen al alza, pero también vemos potencial en las empresas que ayudan a contener los crecientes costes de la atención médica. Eso sin olvidar que esperamos buenas perspectivas, en la cadena de valor de la tecnología, para las compañías activas en pagos digitales (detección de fraudes) y en computación en la nube.












RentaMarkets: "Es interesante apostar por compañías que se van a beneficiar de la reapertura"