Últimas noticias | Bonos - Subida de tipos - Fondos soberanos

nombre propio

3 acciones clave que el sector financiero debería emprender para mitigar el cambio climático

Opinión de Charlie Brunel-Lister, Consultor Gerente de Finanzas Sostenibles, South Pole

05 DE mayo DE 2022. 12:47H Charlie Brunel-Lister

El sexto informe de evaluación del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) recientemente publicado es un compendio denso de las soluciones climáticas que deben ponerse en acción para detener el cambio climático descontrolado. También es una advertencia para los líderes de todos los sectores sobre lo que sucederá si no cambiamos de rumbo: el calentamiento global podría alcanzar el umbral de 1,5 °C ya en 2030, y ocurrirán muchos cambios graves mucho antes de que alcancemos esa marca.
Las actividades humanas ya han provocado olas de calor sin precedentes en lugares como la Antártida, que experimentó temperaturas extremas de 40 °C por encima de lo normal y una disminución de las plataformas de hielo ; en Canadá, donde la población local soportó rachas mortales de 50°C; y en Sudáfrica, donde más de un millón de personas se han visto afectadas este año por lluvias extremas . La crisis de incendios forestales en Australia que comenzó en 2019 dañó a miles de millones de animales y desarraigó a cientos de familias. La escala y el ritmo de estos impactos relacionados con el clima han dejado poco o ningún tiempo para que los ecosistemas frágiles se adapten.
El sector financiero tiene que desempeñar un papel fundamental en la reorientación del dinero de los problemas a las soluciones
Las instituciones financieras pueden utilizar los sextos informes de evaluación del IPCC como su brújula para tomar decisiones de inversión, abordar los riesgos financieros relacionados con el clima y detectar oportunidades asociadas con la transición de economías, empresas y sociedades hacia cero emisiones netas. Los tomadores de decisiones ya pueden emprender tres acciones clave para adelantarse a los impactos climáticos anticipados que el IPCC ha establecido:

  1. Pedir a los gobiernos que implementen políticas climáticas más fuertes, que incluyan un precio al carbono y que terminen con los subsidios a los combustibles fósiles, así como con cualquier nuevo proyecto de energía basado en combustibles fósiles. Los gobiernos también pueden imponer reglas y umbrales de divulgación estrictos, de acuerdo con la ciencia. Un ejemplo convincente es el SFDR (Reglamento de divulgación de las finanzas sostenibles) de la UE junto con la taxonomía de la UE, donde los debates recientes sobre la inclusión de la energía nuclear y el gas nos recuerdan la importancia de que tales iniciativas se mantengan dentro de los límites de las actividades bajas en carbono científicamente aprobadas. En ausencia de una regulación más estricta, las instituciones financieras también tienen un papel en el fomento e implementación de estos regímenes ampliados. Finalmente, no se debe subestimar el impacto de la educación ambiental en los empleados y la sociedad.
  2. Cambiar la exposición de activos intensivos en carbono a inversiones bajas en carbono. Las instituciones financieras deberían comenzar por eliminar completamente el carbón para 2030, siguiendo la recomendación de la iniciativa Science Based Target (SBTi), y reduciendo su exposición directa e indirecta a otros combustibles fósiles a través de políticas energéticas ambiciosas. Esto debería expandirse rápidamente a otros sectores, más allá de los combustibles fósiles.
  3. Divulgar el progreso de forma transparente. Las instituciones financieras deben compartir su progreso en los objetivos climáticos divulgando periódicamente su exposición a los fósiles, la deforestación y otras actividades intensivas en carbono. Deben medir y comunicar claramente el impacto de carbono de sus inversiones siguiendo la metodología PCAF (Finanzas de la Asociación para la Contabilidad del Carbono) y deben demostrar cómo se están alineando con la ciencia climática más reciente del IPCC, utilizando marcos como la guía del sector financiero de SBTi .

Con tanto que perder y tan poco tiempo para actuar, las instituciones financieras pueden ayudar a lograr los cambios transformadores que necesitamos de parte de los tomadores de decisiones políticas y los líderes corporativos, todo mientras se protegen contra los riesgos climáticos físicos (y de transición) descritos en el último informe del IPCC.
 

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"