martes, 13 noviembre 2018
ZONA PREMIUM
Con Nombre Propio

Bolsonaro, ¿y si el mercado espera demasiado?

02 de noviembre de 2018. 10:15h Thierry Larose
  • Image

El candidato de extrema derecha, Jair Messias Bolsonaro, del Partido Social Liberal será el trigésimo octavo presidente de Brasil, batiendo al candidato de izquierdas, Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores, por un amplio margen de 10 puntos porcentuales, recibiendo el 55% de los votos válidos en la segunda vuelta de las elecciones. Su éxito se ha debido principalmente a una exitosa campaña muy agresiva contra los líderes del Partido de los Trabajadores ya que sus amigos supuestamente habrían saqueado el país durante sus 13 años de mala administración.

La controvertida visión y las opiniones de Bolsonaro lo han situado en el mismo escalón que otros líderes populistas que han tenido éxito en todo el mundo durante los últimos dos o tres años, pero vale la pena analizar lo que auguran los puntos claves de su discurso.

¿Cuáles son las diferencias de Bolsonaro con respecto a sus “alter egos” populistas de cualquier otra parte del mundo? No muchas. Está muy en línea con Donald Trump, con quien está dispuesto a mantener una relación amistosa y constructiva, así como con otros líderes radicales populistas de derechas y soberanistas del mundo, en general. El único elemento diferenciador podría ser su explícita y desinhibida nostalgia por la dictadura militar que controló el país entre 1964 y 1985. La principal consecuencia es que su primer gobierno va a incluir a un inédito número (desde el final de la dictadura militar) de oficiales militares jubilados de los que se espera que sean más eficientes y menos proclives a la corrupción. Si esto resultará ser una buena decisión o no será algo secundario. Lo único que importa es ver su capacidad, con la ayuda de su futuro jefe de personal, Onyx Lorenzoni, para negociar y comprometerse con un congreso fragmentado a la hora de implementar reformas. Dada su falta de antecedentes y la tendencia de Bolsonaro a la confrontación en lugar de al compromiso, su éxito está lejos de ser algo seguro.

¿Cuál es su plan para intentar restaurar la prosperidad económica? De hecho, no tiene un plan claro. Sus puntos de vista más fuertes son la lucha contra la delincuencia callejera y la corrupción, la defensa de los valores conservadores (antiaborto / igualdad de género / comunidad LGBT), y confiesa que de todos modos no sabe mucho sobre economía. Todo lo relacionado con la economía se delegará a su super ministro de finanzas, Paulo Guedes, un ultra neoliberal inmerso en la misión de rebajar la influencia del peso del Estado en toda la economía. Su agenda gusta al mercado e incluye recortes masivos en impuestos y en el gasto público, así como un ambicioso programa de privatización. Hasta ahora, los mercados le han dado mucho crédito, pero el riesgo de ejecución es grande, así como el riesgo de antagonismo entre Bolsonaro dispuesto a complacer a todos, y Guedes0 que se esfuerza exactamente por lo contrario.

¿Qué esperar de los mercados a partir de ahora? La prima de riesgo de los activos brasileños se ha ido derritiendo últimamente, (tanto en acciones, divisas, bonos soberanos y crédito), pero ahora vemos margen para la volatilidad en ambas direcciones, ya que las valoraciones parecen ser algo complacientes frente a los riesgos descritos anteriormente. En otras palabras, no es un mal momento para sacar provecho de las ganancias si fue lo suficientemente inteligente como para participar en el rally, mientras que se recomienda cautela para aquellos que se sienten lo suficientemente valientes como para expresar una opinión sólida.

La renta fija de mercados emergentes es una clase de activo muy amplio y diversificado. Hay muchas oportunidades en él pero en nuestra opinión, para la los inversores de bonos, los tambores de samba se están silenciando en Brasil y el carnaval sigue a la espera... por ahora.

Thierry Larose, senior portfolio manager de Vontobel AM