viernes, 21 septiembre 2018
ZONA PREMIUM
Con Nombre Propio

Cambios de silla en la UE

11 de septiembre de 2018. 08:49h
  • Image

Europa pone en marcha su proceso de cambio en los puestos de mayor relevancia de la Unión Europea, durante el segundo semestre del año comienzan a escucharse nombres por los pasillos de la institución. En 2019 tomarán posesión cuatro nuevos presidentes de las cuatro instituciones más importantes de la Unión: la Comisión Europea, el Consejo Europeo, el Banco Central Europeo y el Parlamento Europeo. Además el responsable de Política Exterior y el secretario general de la OTAN, entre otros.

Todo ello en un contexto internacional marcado por las tensiones en las relaciones bilaterales de las principales potencias mundiales, la guerra comercial de Estados Unidos, el Brexit en Reino Unido, el nuevo gobierno en Italia y el incremento del nacionalismo en los países de Europa del Este.

Alemania y Francia marcan la hoja de ruta, los dos principales miembros de la Unión se sentarán para acordar puntos comunes y lograr ocupar los puestos de la presidencia del BCE y de la Comisión Europea, los puestos más importantes. En donde se observa el interés por parte de Francia de ocupar el puesto de la institución financiera, mientras que Alemania se decanta por ocupar la Comisión. Hay que tener en cuenta que Alemania ocupa actualmente tres de las cuatro instituciones y el país galo no está dispuesto a que se incremente el poder del país germano en Europa.

Por otro lado, los países más pequeños ven injusto que para los momentos más importantes no se cuente con ellos en mayor medida, ya que siempre que se toman las decisiones Alemania y Francia están presentes.

Teóricamente, los altos cargos de la UE deberían representar a toda la unión en su conjunto, en relativo según el tamaño de cada país miembro. Por eso, el nombramiento del presidente del Consejo Europeo es el último en realizarse y lo deciden todos los líderes de la UE. Dicho puesto suelen reclamarlo los países más pequeños y los nuevos miembros. Además en este nombramiento se tiene en cuenta el género de los candidatos, ya que hasta la fecha ninguna mujer ha ocupado la presidencia del BCE, la Comisión o el Consejo. Las malas lenguas dicen que es posible que la Canciller alemana Merkel esté interesada en cubrir el puesto, pero es complicado que lo consiga dada la oposición que tiene actualmente en su país.

Darío García, analista de XTB