nombre propio

El ASG: valiosa herramienta de gestión de riesgos en mercados emergentes

Lara Kesterton, Lead mtx ESG Research en Vontobel Asset Management

28 DE septiembre DE 2020. 14:03H Lara Kesterton

763ce7ebc96649ade65846c32a62bdba.jpg

El análisis ASG tiene el potencial de añadir más valor en los mercados emergentes que en los desarrollados, ya que ayuda a evitar que las empresas con riesgos significativos en materia ambiental, social o de gobernanza y no gestionados puedan perjudicar el rendimiento a medio y largo plazo. Sin embargo, es poco probable que tener en cuenta una simple maximización de las puntuaciones de estos factores produzca los resultados de rentabilidad que se esperan.

Muchos estudios han demostrado que hay una mayor dispersión en el rendimiento de los factores ASG en las empresas de los mercados emergentes que en las de los desarrollados. Esto fundamenta el valor añadido que aporta el análisis ASG al identificar y excluir a los rezagados en beneficio de una mayor rentabilidad de la cartera. Esto se debe a que las empresas de países emergentes tienden a estar más expuestas a riesgos tanto sistemáticos como específicos por factores ASG. 

Emergentes: Menor calidad de los datos del ASG pero mayores riesgos

Los problemas con la calidad, cantidad y fiabilidad de los datos ASG parecen traducirse en puntuaciones menos fiables en los mercados emergentes. Esto significa que las puntuaciones en estos países no funcionan tan eficazmente como señales de riesgo o de rentabilidad futura como, tal y como lo hacen en los desarrollados. Esto se debe a que en los emergentes la cultura de los informes ASG es más débil. Este punto ciego de información aumenta debido a que tanto la prensa como la Sociedad civil cuestiona menos a las empresas. Normalmente, las compañías de los países emergentes se enfrentan a un escrutinio menor que sus competidoras de los desarrollados a través de, por ejemplo, de encuestas a empleados, informes de ONGs, revisiones de clientes y periodismo de investigación. Sin embargo, en este sentido se está produciendo un cambio con la aparición de los informes ASG y las nuevas herramientas de recopilación de información. Por lo tanto, la calidad de los datos está mejorando lo que sitúa en el radar a un menor número de compañías, aunque todavía queda un largo camino por recorrer para que sus reglas del juego sean similares a las de los desarrollados. Podemos asumir que con el tiempo esto se corregirá pero por ahora esto exige que los gestores activos de ASG necesiten hacer más tareas por ellos mismos para formarse una imagen más precisa de la gestión de riesgos. Nuestro análisis cuantitativo mostró que mientras en los países desarrollados, un gestor podría adoptar enfoques "best in class" o del 50% superior en la sección de ESG, en los emergentes este tipo de decisiones podrían perjudicar la rentabilidad. 

En los emergentes descubrimos que la mayor parte del alfa se añade entre las empresas con mejores resultados, excluyendo a las que tienen peores datos ASG (ver gráfico).

Excluir a los rezagados ASG entre las compañías de gran calidad en emergentes da resultados

Fuente: MSCI, CS HOLT, Factset, Vontobel Asset Management 

Además, los riesgos relacionados con los factores ASG en los mercados emergentes pueden ser más acusados. Las protecciones de los empleados, las regulaciones de salud y seguridad, las auditorías ambientales, las normas de calidad de los productos son a menudo más débiles o simplemente su aplicación es más baja. Frente a esta debilidad normativa, las empresas deben hacer algo que vaya mucho más allá de cumplir la ley para protegerse contra sus riesgos ambientales y sociales importantes. De igual manera, el soborno y la corrupción son males más comunes, como lo indica el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional. Por lo tanto, las empresas necesitan prácticas más sólidas para lograr una corrupción nula. En resumen, existe una lotería de nacimiento: las empresas con sede en países con un débil desempeño en materia de ASG soberano basado en factores como la educación, la gobernanza institucional, la productividad del capital humano y la gestión de los recursos naturales pueden sufrir un arrastre del mercado. Los ecosistemas frágiles, la prevalencia de los desastres naturales, la escasez de agua, la seguridad en el lugar de trabajo superior a la media y los incidentes laborales más graves son consideraciones de mayor peso en la economía de mercado y pueden afectar a algunas empresas más que a otras, dependiendo de su ubicación.

En los emergentes la "G" separa el trigo de la paja

La gobernanza es un pilar particularmente importante en los mercados emergentes y se plantea normalmente como el principal diferenciador entre las empresas de los mercados desarrollados y los que no lo son. Con regularidad observamos que la forma en que se gobierna una empresa establece la línea de base de la cultura corporativa y, por lo tanto, la forma en que la empresa se comporta con las cuestiones ambientales (E) y sociales (S). El gobierno corporativo es a menudo el área que necesita el mayor escrutinio en los emergentes por las siguientes razones:

-Normalmente, la independencia de los consejos de administración suele ser más baja que en los países desarrollados. Por lo tanto, es necesario prestar especial atención a la calidad y el conjunto de aptitudes de los miembros de este organismo: ¿serán miembros destinados a dar su voto positivo a las propuestas de los ejecutivos o proporcionarán un buen control de la gestión en interés de los accionistas minoritarios y otras partes interesadas? Una esfera de preocupación fundamental son los derechos y la protección de los accionistas minoritarios, en particular cuando las estructuras de gestión minimizan aún más su voz. Por lo tanto, es necesario un análisis más profundo de la trayectoria del consejo de administración en relación con los intereses a largo plazo de los accionistas minoritarios. Para superar las lagunas de información, es importante realizar más análisis de propiedad y colaborar directamente con las empresas.

-Es más frecuente encontrar empresas estatales y familiares en los mercados emergentes que en los desarrollados. Estas estructuras de propiedad se asocian a menudo con un rendimiento insuficiente del mercado, ya que existe un mayor riesgo de que se prioricen los fines políticos, sociales o privados sobre el valor para los accionistas. Las transacciones entre partes relacionadas son frecuentes y deben ser examinadas para ver si se ajustan a las condiciones del mercado en beneficio de la empresa y si se informa de ellas por completo.

-Y tampoco hablemos de los emergentes como un todo uniforme; el inversor necesita una apreciación de las normas y códigos de gobierno corporativo de los diferentes países. La aplicación de un pensamiento occidental estricto sobre las estructuras de gobernanza necesarias puede hacer que el inversor no vea algunas empresas atractivas que se ajustan a las normas de gobernanza nacionales, pero no occidentales.

Las clasificaciones de ASG deben complementarse con análisis fundamental

Dado que hay más debilidades y desacuerdos con las clasificaciones de ASG en los emergentes, es particularmente importante que los inversores hagan su propio análisis de los factores ASG para hacerse una imagen robusta y completa que se forme a través de la confluencia de muchos elementos.

Hay algunos elementos clave que permiten al ASG añadir un valor de inversión considerable. El enfoque de la evaluación de los principales riesgos relacionados con estas cuestiones a los que se enfrenta una empresa debe centrarse en las cuestiones más importantes y adaptar la evaluación basándose en un profundo conocimiento del sector. El ASG debe complementar el análisis fundamental de la empresa con una visión exhaustiva de los problemas del mundo real que pueden tener un impacto significativo en el rendimiento. El mayor valor añadido es la capacidad de profundizar e investigar cuestiones críticas, desde las denuncias de trabajo forzoso en la cadena de suministro, las irregularidades en la contabilidad, las intervenciones de las empresas públicas hasta los incumplimientos de la normativa. Esto a menudo implica hablar con la empresa directamente, así como recabar opiniones externas de especialistas en contabilidad o corredores que conocen bien la empresa. Este enfoque ayuda a integrar plenamente la ASG en el caso de la inversión en lugar de ser un pensamiento aislado o la adopción simplista de calificaciones externas.

En el ámbito de la gestión de riesgos, el reto consiste en saber qué nivel constituye una bandera roja que desencadena una salida de las posiciones de la cartera o que impide una inversión en primer lugar. Dado que el panorama de la información y la reglamentación, así como las herramientas de evaluación de datos, cambian constantemente, como gestor activo de ASG, es importante mantener el compromiso con la mejora y la evolución constantes y, al mismo tiempo, mantener una rigurosa disciplina de investigación cuando se invierte en empresas de mercados emergentes basada en criterios de ASG.




Omar López: "Bitcoin está un nivel por encima del resto de las criptomonedas"