nombre propio

La incertidumbre de la política italiana y su impacto

25 DE junio DE 2018. 09:17H Yves Longchamp

image_content_45166_20180626130311.jpg

Debido a cuestiones políticas, Italia es el principal riesgo económico en Europa. Las rentabilidades de los bonos italianos definen el tipo libre de riesgo de la zona euro en su conjunto. Como hemos repetido desde hace mucho tiempo, mientras la deuda italiana esté asegurada, también lo está la zona euro.

En este sentido, estimamos que el tipo de interés que Italia puede mantener a largo plazo está por debajo del 2%, un nivel que han superado ampliamente los bonos italianos a 10 años durante el último periodo de turbulencias que hemos visto.

Si se produjera un contagio de la crisis italiana a escala continental, creemos que el Banco Central Europeo se vería forzado a intervenir, al igual que lo hizo en el verano de 2012 durante el periodo más oscuro de la crisis del euro.

Pero como digo, no estamos todavía en este punto. Las grandes incógnitas son quién gobernará el país tras el gobierno interino y el grado de anti europeísmo que podría tener el próximo gobierno. Si este nuevo gobierno surgiera tras unas elecciones anticipadas o un acuerdo de última hora, también añadiría incertidumbre a la coyuntura.

Además de los acontecimientos políticos, en lo que a la economía propiamente se refiere, el crecimiento está cambiando su curso. Mientras las encuestas de Estados Unidos todavía indican una fuerte actividad, las encuestas europeas señalan una desaceleración del crecimiento. Esta divergencia acentúa el movimiento de descenso del euro frente al dólar.

A pesar de que la falta de entusiasmo y la incertidumbre se abren paso en los datos europeos, la el Banco Central Europeo ha decidido reducir en el último trimestre el programa de compras de activo y finalizarlo a final de año. En Estados Unidos, la fortaleza del dólar está lastrando la inflación, pero esto no propiciado que la Reserva Federal fuera más moderada.

En este contexto, continuamos recomendando un posicionamiento defensivo. Sin embargo, dado que la naturaleza del riesgo ha cambiado, creemos que la duración puede ser algo mayor. En cuanto al riesgo crediticio, es apropiado minimizar el riesgo. En lo que respecta a la renta variable, todavía vemos respaldo de los fundamentales para los mercados bursátiles a pesar del desafiante entorno económico y político.

De manera más general, ¡este es un entorno para capturar las oportunidades infravaloradas impulsadas por la liquidez!

Yves Loncgchamp, Head of Research de ETHENEA Independent Investors

“En BME Growth se puede ganar mucho más del 100% con una empresa, pero también perder todo en otra"