nombre-propio

La presión geopolítica presiona el precio del petróleo

Joaquín Robles, analista de XTB

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Joaquín Robles

El petróleo cayó por tercera semana consecutiva ante las nuevas dudas de los inversores sobre el daño potencial que están generando el intercambio de aranceles entre EEUU y China. Después de que el mercado descontara un acuerdo durante los últimos dos meses, parece que las amenazas han dado paso a un nuevo escenario que amenaza la estabilidad del petróleo.

Las dos mayores economías del mundo finalizaron las conversaciones en Washington sin llegar a un acuerdo, pero evitaron una ruptura total en las negociaciones. Todo ello, a pesar de la decisión del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de aumentar los aranceles 200.000 millones de dólares en exportaciones chinas.

Con Trump diciendo que no vio la necesidad de apresurar un acuerdo, los inversores se enfrentan a una serie de preguntas sobre las perspectivas económicas y, por lo tanto, en términos de la demanda de petróleo.

Las tensiones continuaron aumentando esta semana entre los EEUU e Irán, con Washington enviando a un grupo de portaaviones a Medio Oriente. Los EEUU amenazaron con imponer más sanciones contra Venezuela, miembro de la OPEP, en medio de la crisis política y económica que vive el país.

En el lado de la oferta, los envíos rusos contaminados y las fugas en un oleoducto nigeriano han ampliado las restricciones a las exportaciones de Irán y Venezuela. Sigue siendo incierto hasta qué punto Arabia Saudí aumentará su producción para llenar el vacío.

La producción rusa de petróleo cayó en línea con su objetivo de producción de la OPEP y sus socios a principios de mayo, mientras se prepara para discutir el futuro del pacto mientras también lidia con su crisis de crudo contaminado.

Arabia Saudí y otros miembros clave de la OPEP se reunirán para una revisión en Jeddah la próxima semana, antes de que los ministros decidan qué hacer con los recortes en la próxima reunión oficial del mes de junio.

En un recordatorio a lo que fue el huracán Harvey de 2017, las fuertes lluvias y los cortes de energía están interrumpiendo las operaciones en las refinerías a lo largo de la costa del Golfo de Texas.

El crudo West Texas Intermediate con vencimiento en junio cayó a 61 dólares por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York al cierre de la sesión. El Brent con vencimiento en julio subió a 70,42 dólares por barril en la bolsa ICE Futures Europe, con sede en Londres.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"