nombre propio

Los retos actuales para la industria de gestión de activos

11 DE julio DE 2018. 09:18H Dirigentes Digital

image_content_55537_20180711091959.jpg

Los gestores de activos que no opten por un modelo de negocio directo se enfrentan a un futuro incierto. Bajo la influencia de la legislación europea, el sector financiero está cambiando rápidamente. Como resultado de una mayor transparencia, los gastos de gestión y los beneficios de los gestores de activos están bajo presión. La gestión pasiva está ganando terreno y está aumentando exponencialmente el número de clientes que opta por una gestión discrecional de la cartera a fin de reducir costes. Para seguir a flote en este mundo cambiante, todos los jugadores tendrán que comprometerse totalmente.

En un entorno como el actual, no tomar una decisión significa perder. Cada vez es más importante que las gestoras activas den a conocer su valor añadido al mundo exterior. Los gestores de activos que usan los llamados modelos híbridos, semiactivo y un poco pasivo, corren el riesgo de pasar por un mal momento. En Degroof Petercam AM aún creemos en el valor de la especialización en la gestión de activos.

También damos una gran importancia a nuestro análisis propio. Los analistas no son una partida de gasto, sino todo lo contrario. En general, en el sector se subestima significativamente el valor añadido de la investigación propia. Nuestros análisis tienen dos objetivos: trasladar sus ideas a nuestra cartera y a los gestores de fondos y servir de caja de resonancia para los gestores. Evidentemente, también hacemos uso de la investigación de agentes externos. Después de todo, nadie está en posesión de la verdad absoluta. Sin embargo, las decisiones internas siguen siendo vitales.

La búsqueda de rendimientos en el entorno actual está llevando a muchos inversores a clases de activos alternativos. En este sentido, estamos viendo un interés creciente en infraestructuras, préstamos apalancados, leasing de aviones, private equity y otros activos alternativos.

Actualmente vemos muchas ventajas en las casi inagotables posibilidades del universo de inversión pero también algunas dificultades. En concreto, nos preocupa que como sector hagamos todos lo mismo al mismo tiempo. Esto no tiene necesariamente una influencia positiva en las valoraciones o en futuros beneficios.

Otro de los retos a los que nos enfrentamos es el marco regulatorio, que tiene una influencia mayor que nunca en las decisiones de inversión. Las regulaciones fuerzan al inversor hacia un determinado perfil, haciendo más atractivos los fondos diversificados y equilibrados. También estamos percibiendo un interés creciente en fondos globales, en parte como resultado del impuesto sobre transacciones bursátiles, y una tendencia al alza en estrategias de retorno absoluto y en la inversión sostenible y socialmente responsable.

Hugo Lasat, CEO de Degroof Petercam AM

Herrera: "El mercado siempre sobrerreacciona ante situaciones como la actual"