miércoles, 17 octubre 2018
ZONA PREMIUM
Con Nombre Propio

Multinacionales para invertir en medio de una guerra comercial

08 de octubre de 2018. 15:39h
  • Image

Hay una pregunta que en estos días los gestores de fondos nos hacemos de forma recurrente: ¿nos debe preocupar el impacto que puedan tener las tensiones comerciales globales en las compañías multinacionales? En un momento en que todo el mundo amenaza con imponer nuevos y mayores aranceles e impuestos se podría pensar que estas empresas dependientes del comercio son las más vulnerables a una guerra comercial aunque, realmente, son las mejor posicionadas para navegar en un entorno comercial incierto y diseñar soluciones efectivas a esta solución.

Por ejemplo, algunas multinacionales están cosechando beneficios desde hace años empleando estrategias comerciales en mercados locales, lo que las conecta más con su entorno, con los clientes y sus tendencias de compra. Este enfoque multilocal está ganando tracción ya que cada vez es más importante para las multinacionales producir donde venden, lo que les posibilita poder moverse rápidamente, mantenerse ágiles y responder de manera efectiva a la competencia local.

Un ejemplo de éxito de esta estrategia lo vemos en algunas de las iniciativas de ventas más recientes del gigante del calzado y ropa deportiva Nike. Este verano el fabricante estadounidense inauguró una tienda en Los Ángeles basada en datos en la que, por ejemplo, se ofrecen zapatillas que encajan con las tendencias de compra online de los códigos postales circundantes. En Europa, Nike lanzó una iniciativa de cadena de suministro rápida que le permite adaptar los colores y los nuevos materiales según las preferencias individuales de los clientes en cada ciudad en la que opera.

Visa y Mastercard siguen el mismo enfoque de tener en cuenta consideraciones locales cuando se trata de procesamiento de pagos electrónicos que deben adaptarse, no solo a las preferencias de los clientes locales, sino también a las regulaciones financieras a menudo estrictas de una gran cantidad de gobiernos de todo el mundo. Como resultado, ambas compañías están creciendo a un ritmo saludable, al tiempo que se defienden de otros gigantes de la tecnología punta.

Como gestora, busco empresas que estén estableciendo operaciones con éxitos en sus mercados locales, en lugar de echarme atrás por las barreras comerciales globales. Creo que es muy importante evitar que los inversores se concentren demasiado en el ruido que rodea al comercio y el proteccionismo. Es fácil perderse en la retórica sobre los aranceles al acero, la soja, etc, pues todos los días hay productos que son objeto de nuevas disputas y muchos de ellos son insignificantes. Por ello, prestar demasiada atención al ruido es perjudicial para lograr una inversión exitosa a largo plazo si los conflictos comerciales provocan que los inversores se alejen de las empresas multinacionales.

Jody Jonsson, gestora de renta variable de Capital Group