nombre propio

¿Qué lecciones podemos aprender del Caucus de Iowa?

Johan Gallopyn, Investment Desk Analyst en Bank Degroof Petercam

12 DE febrero DE 2020. 10:10H Johan Gallopyn

f1fd7875272bfda2d1c3434b333e350d.JPG

La semana pasada se celebraron los Caucus de Iowa, la primera cita de las primarias demócratas de cara a las elecciones presidenciales de EE.UU. de noviembre. Los resultados del Caucus, anunciados con un día de retraso por problemas técnicos, confirman las posibilidades de cuatro candidatos demócratas muy diferentes. Aunque Iowa es un pequeño estado con poca influencia en el número de votos que los delegados emiten, el resultado de esta primera votación es de particular importancia. Un resultado positivo o negativo puede aumentar o disminuir el impulso de un candidato. Una buena puntuación en las primeras primarias no sólo ayuda a atraer la atención, sino que también facilita la recaudación de fondos. Una victoria en esta etapa a menudo es un buen augurio para el futuro.

La primera primaria se vio empañada por un problema técnico. Esto abre la puerta a la impugnación de los resultados, tanto dentro como fuera del Partido Demócrata, lo que no beneficia a la unidad dentro del partido. También puede alimentar la desconfianza de parte de la población americana en el sistema político.

El resultado en Iowa (con el 71% de los votos) confirma las posibilidades de los cuatro candidatos mencionados. Incluso existe el riesgo de que ninguno de estos candidatos destaque realmente antes de la fecha del Congreso Demócrata. La sorpresa en Iowa es que Pete Buttigieg ganó el mayor número de delegados, por delante de Bernie Sanders, que terminó segundo por un estrecho margen. El resultado fue decepcionante para Joe Biden, que terminó justo por encima del límite para ganar delegados. Para él, las próximas primarias serán cruciales si quiere mantener su candidatura viva.

Las encuestas nacionales indican que los candidatos demócratas moderados y progresistas están codo con codo, lo que se confirma con el resultado de estas primeras primarias.

El fuerte resultado de Amy Klobuchar (sin delegados, pero con más del 12% de los votos) aumenta las posibilidades de que permanezca más tiempo en la carrera. 

Además, recordemos que Michael Bloomberg no participó en estas primarias de Iowa.

La participación de los demócratas en el Caucus de Iowa en 2020 fue comparable a la de 2016 y muy inferior a la de 2008 y 2012 bajo el mandato de Barack Obama. En esas dos elecciones, ganó un demócrata (Barack Obama), mientras que en 2016 pasó a los republicanos (Donald Trump). La movilización de los votantes demócratas es, por lo tanto, un punto de atención.

El estado de Iowa no es realmente representativo de los Estados Unidos en su conjunto en términos de demografía. Por lo tanto, los resultados no tienen que ser necesariamente extrapolados a las siguientes primarias. 


Omega IGF: “Aún queda incertidumbre como para ver una ligera depreciación de la libra a corto plazo”