martes, 17 septiembre 2019
ZONA PREMIUM
Con Nombre Propio

Sector sanitario: síntomas de buena salud

Adeline Salat-Baroux, gestora principal del EdRFundHealthcare y gestora de renta fija internacional de Edmond de Rothschild Asset Management.

05 de abril de 2019. 17:22h Adeline Salat-Baroux
  • Image

Las perspectivas del sector sanitario son sólidas para 2019. Los balances fuertes y las valoraciones atractivas podrían estimular el apetito por las fusiones y adquisiciones. La innovación debería actuar como un fuerte catalizador de la recalificación y se espera que despierte un renovado interés entre los inversores.

Un fuerte ciclo de innovación y una cartera de productos sólidos son un motor de crecimiento y hablando del sector salud, el campo de la inmunoterapia está en auge con una inversión de miles de millones de euros. El concepto de explotar el sistema inmunológico para combatir enfermedades como el cáncer ha creado grandes expectativas durante décadas, pero sólo ha comenzado a tener éxito recientemente.

Los tratamientos de inmunoterapia se referían primero a los anticuerpos monoclonales, diseñados para atacar partes específicas de un cáncer. Tras el éxito de los primeros inhibidores puestos en el mercado (incluidos los anti-PD1 de Merck y Bristol Myers), el espacio CAR-T proporcionó gran expectación. Un agente de gran relevancia en la inmunoterapia del cáncer es un tipo de glóbulo blanco conocido como célula T. Estos tratamientos CAR -T tienen como objetivo estimular el sistema inmunológico mediante la ingeniería de las células T para ayudarles a encontrar y atacar las células cancerosas.La primera aprobación de la Administración Estadounidense de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés)FDA) fue la terapia celular Novartis CAR-T Kymriah. El precio reembolsado por Novartis se estima en 475.000 dólares. El segundo CAR-T aprobado en el mercado fue Yescarta, un producto desarrollado por KITE pharma. La compañía fue adquirida por Gilead por 11.900 millones de dólares en noviembre de 2017. Yescarta fue aprobado para DLBCL, un subtipo de linfoma, para pacientes que no reaccionaron a otras terapias. El precio de reembolso se fijó en 375.000 dólares.

Fusiones y adquisiciones

La tendencia de fusiones y adquisiciones en el sector de la biotecnología se ha acelerado con una serie de acuerdos anunciados recientemente. Por ejemplo, en diciembre de 2018, GlaxoSmithKline pagó 5.100 millones de dólares por Tesaro, una compañía comercial dedicada a la oncología. Las acciones se duplicaron desde sus mínimos de noviembre.

Desde principios de 2019, ya hemos visto dos acuerdos. Bristol-Myers Squibb y Celgene celebraron un acuerdo de fusión definitivo en virtud del cual Bristol-Myers comprará Celgene en una transacción en efectivo y con acciones por un valor de aproximadamente 74.000 millones de dólares. Las acciones de Celgene subieron un 35% ante estas noticias. Sin embargo, el mercado aún no ha tenido en cuenta el valor de la operación en el precio de las acciones. Luego, el 7 de enero, Lilly anunció la adquisición de LoxoOncology por 8.000 millones de dólares en efectivo.

Esperamos más fusiones y adquisiciones este año, especialmente en el área de oncología, una de las principales áreas de la compañía. Desde 2015, la oncología ha representado el 50% de los productos aprobados por la FDA.

Edmond de Rothschild FundHealthcare

En nuestra opinión, un vehículo de inversión centrado en un área tan sólida como la atención sanitaria con una estrategia disciplinada debería proporcionar un rendimiento superior con el transcurso del tiempo. Edmond de Rothschild FundHealthcare ha tenido una rentabilidad superior al 45% en cinco años y ahora cuenta con más de 330 millones de euros en activos bajo gestión. Los gestores del fondo han creado una cartera equilibrada de gran capitalización, empresas de biotecnología, tecnologías médicas y servicios sanitarios.

El fondo tiene una alta exposición a las grandes compañías farmacéuticas (un tercio de la cartera) que siguen ofreciendo dividendos. El rendimiento medio está entorno al 3- 4% en promedio y las valoraciones se descuentan ligeramente en el mercado. Otro tercio está concentrado en empresas biotecnológicas a través de firmas que cotizan de media a 11 veces sus beneficios. Grandes valores del sector biotecnológico tienen un descuento histórico de más del 30%. Por parte de las pequeñas empresas, el rendimiento ha sido volátil. Hemos reforzado nuestra posición en este tipo de firmas innovadoras de biotecnología. La exposición restante del fondo es a tecnologías médicas y servicios.