fondos

"Nuestras posiciones de más riesgo están en Tullow Oil y OHL"

Rafael Valera, CEO de Buy & Hold Gestión de Activos y gestor del B&H Renta Fija, explica cuáles son las posiciones de mayor riesgo en el fondo y cómo gestionan ese riesgo. Asegura que siempre hay oportunidades en deuda y que se sienten cómodos siendo acreedores de la banca, pero no accionistas.

21 DE enero DE 2020. 08:00H Rocío Arviza

Usted niega la mayor, que no haya opciones interesantes en renta fija, ¿no?

No se regala nada. Todo hay que buscarlo, significa un esfuerzo, pero en general tanto los medios como los gestores de renta variable y de renta fija desde el año 2010 hasta hoy siempre han dicho que hay que huir de la renta fija. Muy por el contrario, en renta variable, todas las previsiones año tras año son de dos dígitos. Lo mejor es no fijarse en esas previsiones, sino centrarse en el stock picking y en qué vamos a comprar y qué oportunidades nos da el mercado.

¿Donde está encontrando esas oportunidades para este año? 

Seguimos con una cartera bastante consolidada desde el año pasado en la que creemos que sigue habiendo potencial.Tenemos un porcentaje del 28% de la cartera en deuda subordinada y creemos que a muchas de estas posiciones les queda recorrido, frente a algunas otras que ya estamos vendiendo porque entendemos que ya hemos obtenido todo el valor.

¿Cuáles son ahora las principales posiciones del fondo?

En renta fija nuestra posición más importante ahora es Ibercaja. Tenemos un Tier 1 de la entidad desde hace bastante tiempo y nos ha ido muy bien, creemos que todavía le queda recorrido y por eso no lo hemos vendido, tiene un cupón del 7% y está cotizando ya a niveles de 107. La segunda posición más importante que tenemos es Cajamar, una emisión con un cupón del 9% y otra del 7,75% y pensamos que todavía les queda potencial a ambas.

¿Y las de mayor riesgo?

Señalaría dos. Una es Tullow Oil en dólares, que nos paga un 10,5% y la otra es OHL, en la que tenemos posiciones en los vencimientos de 2022 y 2023. Estas últimas están teniendo una revalorización en los últimos 15 días superior al 10% ( la acción también en lo que llevamos de año lleva unasubida de alrededor del 33%), es una compañía con una deuda neta pequeña, que esperamos que en la próxima presentación de resultados genere caja y que eso le de un respiro mayor. Por otro lado tiene activos para vender y pleitos que cobrar, como el metro de Navalcarnero, por el que puede ingresar entre 150 y 200 millones de euros, y el edificio de Canalejas (...) que puede valer entre 150 y 200 millones de euros. Si estuvieran muy apretados lo hubieran vendido ya, es una compañía que va haciendo contratos y en la que puede entrar una familia mexicana con una ampliación de capital. Es nuestra posición de más riesgo porque es la que mayor rentabilidad tiene, tenemos una pequeña posición en cartera pero creemos que nos va a dar unos réditos importantes.

¿Cómo gestionan ese riesgo porque el objetivo del B&H Renta Fija es preservar el capital en un periodo mínimo de 18 meses?

Lo primero de todo, con una cartera diversificada. En las posiciones de mayor riesgo tenemos una granulación mayor, es decir, unos porcentajes más pequeños. Y en aquellas posiciones en las que nos encontramos más cómodos contamos con un peso mayor, de tal forma que hoy tenemos alrededor de unas 70 referencias en cartera, lo que nos da una diversificación muy importante. Por otro lado, también tenemos una TIR de cartera (rentabilidad de cartera) suficientemente alta como para compensar si hubiera pérdidas. Esto es una forma de proteger el capital, nosotros tenemos una TIR después de comisiones de alrededor del 3,5%, eso en dos años es un 7% y tendríamos que sufrir pérdidas por este porcentaje, lo que nos da cierto colchón.

¿Suelen hacer mucha rotación en la cartera?

En la de renta fija hacemos un buy and hold muy relativo porque en esta cartera hay que estar en una constante búsqueda de valor, no buscamos empresas de tanta calidad como hacemos en renta variable, donde sí que hacemos un buy and hold mucho más puro. En renta fija tenemos que buscar compañías que estén un poco “fastidiadas” desde el punto de vista del negocio y que pensemos que pueden mejorar su calidad crediticia aunque eso no quiere decir que vayan a mejorar sus ventas o sus márgenes.

Tienen varias emisiones de bancos, ¿y acciones de bancos en alguno de los productos de la gestora?

En bolsa no tenemos ningún banco, ni español ni europeo. De tener alguno, lo tendríamos americano, donde los tipos están más altos que en Europa. La banca está muy bien para prestarle dinero porque los reguladores cada vez les exigen más capital, mayor solvencia y menos riesgos y esto a los acreedores nos es francamente cómodo. Sin embargo, por el lado del accionista, lo que vemos es que es un sector en reestructuración que está muy barato pero que puede llegar a estarlo más. Por tanto, estamos mucho más tranquilos invirtiendo en acciones de empresas donde el viento sople de popa, en negocios con calidad donde las cosas no vengan contracorriente.

Cuentan con otros dos fondos más, que son réplica como el de renta fija de las sicavs que tienen y además tienen un plan de pensiones pero, como gestora, llevan relativamente poco tiempo, desde mediados de 2017. ¿ Que objetivos se marcan para este año?

El objetivo es siempre dar el mayor retorno que podamos en cada uno de los productos ajustándonos a la política de inversión. En el caso del B&H Flexible estamos ahora mismo con una exposición a bolsa del 39%, el resto es renta fija y muy poca liquidez. En los tres productos tenemos poca liquidez porque vemos oportunidades de inversión. El año ha comenzado francamente bien, como terminó 2019, los tres fondos están posicionados en el primer decil de su categoría, el B&H Renta Fija y el B&H Flexible son 5 estrellas Morningstar y esto nos indica que estamos en la buena senda.

Hasta el momento los fondos registran un buen comportamiento, de modo que no han tenido que devolver comisiones... 

No. Sacamos un fondo que devolvía comisiones a los 18 meses, el de renta fija, en caso de no cumplir su objetivo. Esta clase de participación venció, todos los clientes ganaron dinero y, por tanto, nosotros cobramos las comisiones de gestión. Hemos sacado después otra clase que dejamos ya de vender en diciembre de 2019 y que tiene un horizonte temporal de dos años, por tanto, si los clientes no ganan dinero en este plazo, recuperarían todas las comisiones de gestión que ha ido cobrando el fondo, que no la gestora. Somos la única gestora española que ha hecho esto en los más de 40 años de historia que tienen los fondos de inversión y lo hacemos porque pensamos que es una forma de mostrar nuestra convicción en los productos: si los clientes no ganan dinero, nosotros tampoco.

En el B&H Flexible quedan 10 meses para que se cumpla el plazo y todos los clientes están ganando dinero y en el B&H Acciones el horizonte temporal eran seis años y nos quedan cerca de 4 años. Dicho esto, nosotros gestionamos exactamente igual, no estamos gestionando para no devolver las comisiones sino para cumplir con la política de inversión de cada producto.

inBestme: "El promedio de nuestras carteras dio un 15% en el último año"