opinion

Agentes de cambio social

Isidro Fainé Presidente de la Fundación ”la Caixa”

04 DE mayo DE 2021. 12:31H Isidro Fainé

ed93bf85f9ab59c3f5aeca633ea45597.JPG

Resulta un tanto abrumador echar la vista atrás y enumerar los cambios que se han producido en las últimas décadas. Unas transformaciones aceleradas por el nacimiento, en los años ochenta del siglo pasado, de la tecnología que ha moldeado el mundo actual: Internet.

La aparición de la revista Dirigentes, en 1986, bebe de los aires de cambio de ese decenio. Por eso resulta de lo más coherente leer ahora, 35 años después, que la publicación nació con un objetivo claro: adelantarse al futuro para informar, de forma rigurosa y veraz, de las tendencias que se imponen en la actualidad económica y empresarial.

Sin duda, los directivos han sin sido, por sí mismos, agentes de cambio de primer orden. Y la revista Dirigentes, en calidad de publicación de cabecera, no solo se ha consolidado como un reflejo fiel de la evolución de la función directiva, sino también como una fuente de inspiración y sabiduría para todos.

Inspiración y sabiduría es lo que precisa, entre otras cualidades, el directivo actual para capear la complejidad e incertidumbre que caracterizan nuestro tiempo. Porque si bien la función directiva, por definición, está siempre bajo la lupa, la pandemia de la covid- 19 ha acentuado esta tendencia.

La crisis provocada por la enfermedad del coronavirus ha marcado un punto de inflexión. Si alguna certeza tenemos a estas alturas es que la recuperación no será rápida. Y que esta inestabilidad, de duración e intensidad aún inciertas, convivirá con un futuro que sí se está fraguando a gran velocidad. Sabemos, también, que esta no es una crisis cualquiera. Es una crisis transformadora, que actúa como catalizador de distintas fuerzas de cambio que estaban ya en marcha. Y que, además, desencadenará nuevas tendencias perdurables, como la sostenibilidad y la digitalización.

En este contexto de creciente complejidad, la misión de los empresarios, los dirigentes y los emprendedores adquirirá una importancia sin precedentes. Y no podemos fallar. Porque estamos en una coyuntura determinante para que las compañías hagan más patente su compromiso con la sociedad y con la sostenibilidad del planeta. Y, sobre todo, para que actúen en consecuencia.

Los dirigentes ya no podemos ser agentes de cambio a secas. Debemos ser agentes del cambio social y sostenible que exige nuestro tiempo. Es la única opción. Por ello resulta primordial calibrar toda la actividad empresarial desde la óptica del bien común, anteponiendo los intereses generales a los intereses de la compañía. Esto no implica renunciar a la competencia sana y creativa, pero sí exige enmarcarla dentro de unos límites que garanticen y propicien el progreso colectivo.

Contribuir a ello es mi determinación, siempre con el compromiso social por delante. Desde la Fundación “la Caixa” y desde otras instituciones de las que tengo el honor de formar parte, como la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), el World Savings Banks Institute (WSBI) y el European Savings Banks Group (ESBG), entre otras.

También es mi deseo que, en este reto apasionante que tenemos por delante, nos sigan acompañando y guiando los análisis y consejos de la revista Dirigentes. Durante, como mínimo, 35 años más.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"