opinion

Cómo estar mejor posicionados para salir mejor de la zona de riesgo

Alejandro Giménez Núñez, CEO de Grupo Korporate y Presidente de Prometeus Global Solutions

19 DE abril DE 2021. 17:12H Alejandro Giménez Núñez

8b31661e7e069f9b8f998338296ae5f8.JPG

Lo que muchos nos estamos preguntando cuando abrimos un periódico o escuchamos cualquier noticia en estos días es si estamos preparándonos para afrontar un futuro plagado de seísmos. Todo apunta a que la recuperación no va a ser en V, ni aparecerá en versión de la forma del logo de Nike, más bien va camino de adoptar el cariz de las líneas de una silla como vaticina Jacques Attali, uno de los economistas más influyentes quien avisa: Hay que ponerse en lo peor siempre para poder evitarlo y no lo estamos haciendo. “El mundo volverá a enfrentarse a crisis globales”.

¿Hemos aprendido algo? ¿Sabemos cuál es nuestra hoja de ruta? ¿Tenemos claros nuestros objetivos?

Las compañías en España, según datos de la CEOE, dejaron de facturar 287.000 millones de euros en 2020, siendo el turismo y el comercio, los sectores más afectados. Tras doce meses de pandemia y según la estadística de empresas inscritas en la Seguridad Social, el número de empresas activas ha disminuido en casi 50.000 sociedades.

El problema ahora no solo se reduce o termina por estar todos vacunados, la cuestión está precisamente en darnos cuenta de la enorme importancia que tiene invertir en conocimiento, innovación, nuevas tecnologías y medioambiente.

Apostar por lo que Attali llama ‘La Economía de la vida’, donde la digitalización también tiene un papel importante en la construcción de una sociedad más fuerte y resiliente ante posibles castástrofes y la llegada de otras pandemias.

Se trata de comprender la relevancia que tiene reorientar la producción a sectores como el de la salud, agricultura, prestar atención al cambio climático y entender a dónde queremos ir, cómo vamos hacerlo y sobre todo ser muy conscientes de nuestras debilidades y actuar.

Attali habla de un concepto que todos en el mundo de la empresa hemos hecho nuestro en estos meses: reinvención. Estar listos para lo inesperado y lo desconocido, pensar sin límites y sobre todo prepararnos, que es lo que hay que hacer ahora.

Casi todas las industrias se han visto duramente golpeadas por la pandemia y la recuperación será desigual con la sombra de si surge otro brote. Sabemos que la suerte va por sectores pero si no hay estrategia, no habrá futuro y hay que dejar de movernos definitivamente bajo impulsos.

Precisamente solo será una adecuada política en materias tan sensibles como la gestión de los desechos, la salud, investigación, la distribución del agua, alimentación, educación, energías, agricultura, digitalización, vivienda y cultura lo que podrá prepararnos para ser más resilientes, ser capaces de crear nuevas formas de crecimiento y mayor empleo. En definitiva aquellos sectores vinculados con la vida, como deja patente en su libro Jacques Attali.

Los países y sobre todo las empresas que lo entiendan estarán claramente posicionadas para salir mejor del riesgo.

Seguir confinándonos a una sola carta en el caso de España al Turismo, y en el caso de las empresas a no invertir en nuevas tecnologías que mejoren la eficiencia e impulsen nuestra productividad, nos llevará a continuar caminando a marchas forzadas, teniendo poco margen de maniobra para sortear con soltura los riesgos.

Lo importante ahora no es solo sobrevivir, en eso hemos estado muchos empresarios en los últimos 12 meses: intentando recuperar ingreso y restablecer las operaciones. Ahora toca tener foco, reinventar nuestras empresas y tomar decisiones rápido.

Abramos las puertas a nuevas formas de hacer, servicios que prestar, tecnologías que incorporar y nuevas maneras de llegar a los clientes. El futuro así será menos incierto y estará más lleno de oportunidades.

Sepamos y tengamos la capacidad de anticipar lo malo y actuar.

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"