lunes, 10 diciembre 2018
ZONA PREMIUM
Opinión

Con el código abierto, imposible no modernizarse

Gordon Haff es Open Source Evangelist de Red Hat

11 de octubre de 2018. 09:47h Gordon Haff

En el momento en que los responsables de compras de las empresas empezaron a principios y mediados de la década de los 2000 a hacerse preguntas del estilo: "¿Está Linux listo para la empresa?", ya se estaban realizando las preguntas incorrectas o, al menos, de forma tardía.

El software de código abierto ya tenía propiedades atractivas desde el principio: flexibilidad, libertad, adaptabilidad y control por parte del usuario. Las plataformas y aplicaciones de código abierto estaban ganando rápidamente los requisitos empresariales tradicionales en los que los administradores de TI solían enfocarse, como la escalabilidad vertical, la fiabilidad, el rendimiento y las funcionalidades. Pero la aplicación ERP tradicional, aunque a menudo sea una parte importante de la infraestructura heredada, representaba el pasado y no el futuro.

Twitter, Netflix y Facebook estaban aterrizando. Los proveedores de la nube comenzaron a ofrecer computación bajo demanda. El sector móvil estaba en auge. Las compañías online como Amazon sacudieron por completo industrias masivas. El código abierto era y es omnipresente en estas e innumerables empresas de nueva generación. Pero tal vez estas empresas no eran aún tan "reales" y todavía estaban bien los anticuados enfoques y las viejas tecnologías, siempre y cuando no fueras una de ellas. ¿Verdad?

Bien, pues sobre la mesa estaba la cuestión de que el código abierto estaba ganando notoriedad rápidamente en industrias tradicionales y expertas en tecnología como los servicios financieros. Con Linux y el código abierto impulsando muchas de las bolsas de valores del mundo y otros tantos sistemas críticos, era cada vez más evidente que el código abierto encajaba perfectamente con muchos tipos de infraestructuras informáticas masivas, incluso aquellas que tendemos a considerar como "tradicionales", aunque haya cada vez menos.

Estas son algunas de las razones entre las que los investigadores de mercado de IDC encontraron que el 84% de las empresas mundiales creen que el código abierto es una misión crítica, o muy importante, a la hora de dar soporte a las estrategias de TI en los próximos 3 años. El fabricante compatible con el código abierto se califica como preferencia de aprovisionamiento N°1 para las nuevas infraestructuras de TI.

La modernización de TI incluye dar soporte y modernizar, según corresponda, la infraestructura heredada. IDC también descubrió que, para 2020, el 41% de las aplicaciones seguirá funcionando en infraestructura tradicional porque "muchas aplicaciones tradicionales seguirán siendo críticas en 2020, es decir, los datos de cliente, los sistemas de registro y el código heredado". Con frecuencia se utiliza el software de código abierto para optimizar la infraestructura heredada en áreas tales como los sistemas operativos, virtualizaciones y el middleware.

Sin embargo, la modernización del TI también tiene que ver con las nuevas plataformas optimizadas para nuevos tipos de aplicaciones que ofrecen nuevos tipos de servicios. Tomemos como ejemplo todas esas apps basadas en la geolocalización del smartphone. Pues bien, no están hablando con una app heredada en un centro de datos tradicional. Probablemente se estén comunicando con una colección de servicios livianos que hablan con nuestro teléfono, con otros teléfonos y entre ellos para ordenar, solicitar vehículos, realizar pagos y enviar recibos.

En este momento, las nuevas tecnologías como la de contenedores y sus sistemas de gestión, el aprendizaje automático, las mallas de servicio, los nuevos tipos de monitoreo y registro de sistemas, y todo tipo de nuevas tecnologías de rápido desarrollo, probablemente han evolucionado un poco más mientras leías todas estas palabras.

Y esta es la historia sobre el software de código abierto a día de hoy. El código abierto reemplaza eficazmente muchos tipos de software propietario en su propio terreno. Los productos comerciales que usan el modelo de desarrollo de código abierto han eclipsado a categorías enteras de software propietario.

Pero el gran titular hoy en día es cómo el modelo de desarrollo de código abierto y las innovaciones de código abierto están creando nuevas categorías de software a un ritmo increíble. El código abierto reduce drásticamente las barreras para que las empresas trabajen conjuntamente en tecnologías y plataformas mutuamente beneficiosas. Y genera ecosistemas completos que amplifican el valor y la utilidad de las nuevas tecnologías individuales.

Esta fuente de innovación está ahí disponible para ser aprovechada, o no. Pero las empresas que no lo están haciendo ya se empezarán a dar cuenta de que se están empezando a quedar atrás rápidamente.