opinion

El talento que impulsa la era post Covid

Jaime Asnai, Director General PageGroup España, reflexiona sobre el mercado laboral

26 DE junio DE 2020. 08:47H Jaime Asnai

391cbe023f589ace656a3c025020a823.jpg

Una vez se ha superado el pico de la crisis sanitaria del COVID-19 y nos acercamos al fin de la desescalada, uno de los temas que más preocupa en la sociedad es cómo va a afectar a la economía y, especialmente, al empleo.

Aún desconocemos de forma precisa cómo se comportará el mercado laboral en los próximos meses. Sin embargo, ya vislumbramos algunas tendencias y sectores que saldrán reforzados de esta crisis, así como perfiles cuya demanda aumentará en el corto plazo.

Empleados flexibles que se adaptan a las empresas

Cuando se enfrentan a situaciones de incertidumbre, las empresas prefieren ser cautas en la contratación de nuevos empleados. ¿Cómo pueden cubrir entonces sus necesidades de talento? Creo que en los próximos meses el trabajo flexible será una de las tendencias que marcarán el mercado laboral, dando respuesta a los requerimientos puntuales de cada compañía en cuanto a capital humano y ofreciendo un control de costes.

Las organizaciones pueden recurrir a empleados temporales, gracias a los cuales pueden escalar los equipos en base a sus necesidades específicas y con independencia de sus previsiones de futuro. Este tipo de contratación es especialmente útil durante picos de trabajo o para cumplir con un plazo de entrega y encaja con las expectativas de las nuevas generaciones, que se sienten motivadas por los cambios a nivel profesional.

Un aspecto a destacar es que el trabajo flexible puede adaptarse a todo tipo de perfiles. Ejemplo de ello es la figura del interim manager, profesionales senior (mandos intermedios o directivos), a los que la empresa contrata para desempeñar una tarea concreta durante un tiempo determinado, ya sea liderar un proyecto o acometer cambios en la organización.

Sectores en crecimiento: healthcare, e-commerce y legal

Uno de los sectores en los que más han aumentado sus necesidades de talento es, sin duda, el de healthcare. Desde la contratación de profesionales hasta la fabricación de productos sanitarios, pasando por la gran actividad de los laboratorios farmacéuticos han provocado un crecimiento del sector que, previsiblemente, seguirá una evolución en positivo durante este año.

Por otro lado, la explosión del comercio online durante la etapa de confinamiento ha impulsado también un crecimiento de los sectores de e-commerce y logística. Se espera que muchos de los consumidores y establecimientos que, por primera vez, han hecho uso del canal online a partir de ahora pasen a combinarlo con la compra física, manteniendo así el crecimiento en ambas áreas.

Otros sectores en los que veremos crecer la demanda de empleo serán legal y seguros. En el caso de legal este aumento será consecuencia de la incertidumbre laboral, mientras que en el área de seguros se deberá a la mayor conciencia de los riesgos que suele surgir entre las organizaciones y los individuos tras vivir una crisis.

Perfiles que se adaptan a las nuevas necesidades

En momentos de cambio, la rapidez de adaptación es clave para las organizaciones, por lo que los roles más demandados durante los próximos meses serán los que les ayuden a afrontar sus retos inmediatos.

Para los problemas de liquidez a los que deberán hacer frente las organizaciones se demandarán perfiles como el responsable de tesorería y el responsable de cobros. El primero contribuirá a mejorar la liquidez de las organizaciones mediante la gestión de ICOs, la negociación con los bancos y la gestión de las divisas; mientras que el responsable de cobros ayudará a llevar un buen control y gestión de la deuda.

Si bien el teletrabajo dejará de ser tan masivo como lo fue durante la cuarentena, en los próximos meses muchas empresas mantendrán esta fórmula, al menos de modo parcial, para garantizar que las oficinas cumplen con la distancia de seguridad entre empleados. Así, se contratarán ingenieros de redesexpertos en ciberseguridad para que el trabajo a distancia se realice en un entorno seguro y eficiente y a formadores digitales para cubrir sus necesidades de aprendizaje a través del e-learning.  

Como ya he apuntado, se prevé que el e-commerce siga en aumento. Para implantar una estrategia digital las compañías necesitarán un digital marketing manager, así como desarrolladores php, que serán los encargados del desarrollo de plataformas en el área digital y del e-commerce.

En momentos de máxima competencia entre las empresas, el cliente gana peso en su estrategia y su satisfacción es más importante que nunca. En los próximos meses las empresas demandarán perfiles de atención al cliente para resolver el mayor número de incidencias derivadas del traslado al ámbito telefónico de gestiones que antes se hacían de forma presencial. Igualmente, para abastecer al consumidor de forma eficiente, ganarán peso los roles del ámbito logístico gestión de almacén y los planificadores de la demanda, que ayudarán a controlar los niveles de stock.  

Por último, el capital humano se ha revelado en los últimos años como uno de los pilares de las empresas y su seguridad y bienestar van a ser una de las prioridades para ellas. En consecuencia, los técnicos en prevención de riesgos laborales ganarán protagonismo en las empresas para garantizar que los espacios de trabajo cuentan con protocolos sólidos para proteger la salud de sus empleados y los abogados laboralistas ayudarán a las compañías a interpretar la normativa en relación a medidas como ERTEs, EREs o permisos retribuidos recuperables. 

La rapidez a la que evoluciona el mercado en este momento nos invita a pensar que en los próximos meses veremos surgir necesidades adicionales en las empresas y cómo, una vez más, recurrirán al talento para darles respuesta. 

“El mercado está caro, descuenta expectativas de una recuperación demasiado optimista”