opinion

Estableciendo un ecosistema para la fabricación europea de baterías

Claude Chanson, director general corporativo de Recharge

17 DE septiembre DE 2020. 17:15H Claude Chanson

62f3969778a5b18842e13836bcf1e947.PNG

Las baterías desempeñan un papel importante en la sociedad moderna y en una economía preparada para el futuro, y cambian sustancialmente la forma en que nos movemos, obtenemos energía y nos comunicamos. A medida que evoluciona la industria mundial de baterías, Europa se encuentra bien posicionada para ser un actor líder en un mercado en rápido crecimiento.

Si bien el potencial de mercado existe claramente, Europa no lo ha aprovechado al máximo en el pasado, subcontratando partes importantes de la cadena de valor a otras regiones del mundo. En la actualidad, la fabricación de células de iones de litio en la UE representa menos del tres por ciento de la cuota mundial.

Aprovechar la enorme oportunidad de crecimiento requerirá explorar las inmensas posibilidades que ofrecen las operaciones de fabricación existentes en el continente, las cadenas de suministro bien establecidas y los conocimientos de innovación ecológica.

Fomentar este potencial de crecimiento es uno de los muchos objetivos que tenemos en Recharge. Como asociación de la industria para la tecnología avanzada de baterías recargables y de litio, buscamos impulsar la industria para acelerar la transición hacia la movilidad descarbonizada y la generación de energía; así como apoyar las aspiraciones de neutralidad climática de la UE para 2050 y el papel de liderazgo en asuntos como la economía, la tecnología y la sostenibilidad.

A través de nuestras políticas y trabajos de investigación, apoyamos una cadena de valor de 360 grados que puede proporcionar una base sólida para el avance a largo plazo de la región en tecnología de baterías, que se extiende desde la producción de materias primas hasta la gestión del final de su vida útil.

Jugando con nuestras fortalezas

El primer pilar del futuro liderazgo de la industria europea es una comprensión clara de cómo la historia socioeconómica de la región y la rúbrica actual contribuyen a una base fuerte sobre la que construir un ecosistema sólido y próspero. Afortunadamente, Europa tiene una amplia gama de puntos fuertes en los que apoyarse. Éstos incluyen:

PI (Propiedad Intelectual) fuerte

Las empresas europeas del sector se han centrado fuertemente en la inversión y el desarrollo de productos, lo que respalda la competitividad mundial.

Marco legislativo de apoyo

Las regulaciones actuales, tanto intranacional como entre continentes, mantienen a la industria en un alto estándar en áreas como derechos humanos, sostenibilidad, RSE y seguridad.

Mercado diverso y altamente cualificado

Las baterías están desempeñando un papel importante en sectores en los que la economía europea ha sido tradicionalmente fuerte, como la automoción y la energía. Estas habilidades heredadas se han traducido correctamente en respaldar el crecimiento de la fabricación de baterías.

Cadenas de suministro establecidas

Las relaciones comerciales existentes entre las naciones europeas son profundas, basadas en fortalezas relativas en áreas como materias primas, producción de piezas y fabricación de productos para el usuario final. Una mayor eficiencia de la cadena de suministro es inherente al comercio entre las naciones europeas debido a los menores costes de transporte y las emisiones de carbono.

Gobiernos y consumidores con visión de futuro que le dan importancia a la sostenibilidad

Cada vez más, los consumidores exigen conocer el origen de lo que compran para garantizar la coherencia con sus propios principios éticos y sostenibles.

Impulsando el futuro del continente

Estas características son significativas porque se basan en lazos históricos combinados con las tendencias contemporáneas para apoyar el crecimiento. Dado que es probable que las cadenas de suministro mundiales experimenten cambios significativos en los próximos años, hemos identificado algunas oportunidades específicas para fortalecer aún más la posición de Europa y mejorar su potencial a largo plazo. En Recharge, nos enfocamos en:

- Fomentar la innovación en áreas clave de crecimiento como IoT, movilidad y comunicaciones avanzadas. A medida que aumenta la competencia mundial, es vital que la financiación se limite y se incremente continuamente para apoyar las actividades de I+D, con el fin de garantizar que Europa pueda liderar desde una perspectiva tecnológica.

- Crear un campo de juego nivelado para competir en el mercado global. Actualmente estamos trabajando con legisladores de la UE en una propuesta para una Directiva de Baterías revisada (y archivos legislativos relacionados), que creemos es crucial para brindar a los fabricantes europeos el marco en el que competir. Según la directiva, los fabricantes de fuera de Europa estarán sujetos a los mismos estándares que las empresas regionales en áreas como las emisiones de carbono, la gestión del final de la vida útil y los derechos humanos, sociales y laborales.

- Impulsar el liderazgo en sostenibilidad y reciclaje. Para maximizar el uso de los recursos naturales, es vital que adoptemos una perspectiva amplia para considerar el ciclo de vida completo de los productos de baterías. Al gestionar esta evolución, podemos asegurarnos de que los materiales con relevancia medioambiental y de suministro estratégico se mantengan en el ciclo industrial y estén disponibles para la producción de baterías de mayor rendimiento y eficiencia que normalmente utilizan menos de estos materiales. A través de estas ganancias de eficiencia, podemos mejorar el perfil ambiental de las baterías, respaldado por una menor huella de CO2 debido a factores como una menor dependencia de los combustibles fósiles para la energía nacional, menos transporte y mejor reciclaje.

- Demostrar el grado de importancia que se le da a las cadenas de suministro éticas desde las materias primas hasta el final de su vida útil. Los consumidores europeos son cada vez más conscientes de la procedencia de los productos que compran y buscan una mayor transparencia de los productores. Ser capaz de demostrar que no solo los materiales básicos son de origen ético, sino también que la producción de baterías es sólida, representa, por lo tanto, una diferenciación de mercado significativa. 

Liderando el camino

Al aprovechar estas oportunidades, la fabricación europea de baterías no solo puede preservar su fuerza regional existente y agudizar sus ventajas competitivas en todo el mundo, sino que también puede asumir un verdadero papel de liderazgo en un futuro más sostenible. Para aprovechar este potencial, es esencial que colaboremos en toda la cadena de suministro para capitalizar el profundo conocimiento y el prometedor potencial de innovación del continente.

NN IP: “Nuestro fondo de Clima y Medioambiente renta más del 16% este año”