opinion

IA frente al factor humano: el futuro es híbrido

Barnaby Wass, vicepresidente sénior y director de la oficina de Barcelona de Transperfect

29 DE abril DE 2021. 13:31H Barnaby Wass

83daf71b08d6762b46fddd7bb05c7986.JPG

Cuando el fax apareció en los años 80, muchos predijeron el fin de Correos. Sin embargo, la gente se acostumbró a recibir documentos de una forma tan rápida que, 40 años más tarde, las empresas de mensajería se han convertido en negocios milmillonarios. Estos ejemplos de predicciones erróneas son muy comunes y nos recuerdan que no debemos tener miedo al cambio, sino adaptarnos y progresar.

En una economía globalizada, los consumidores están acostumbrados a acceder a contenidos en su lengua materna, y esta tendencia está generando un auge de los servicios lingüísticos. A medida que aumenta la demanda de traducciones, la IA se consolida como una herramienta fundamental. ¿Pero cuál es su papel exactamente?

Por una parte, permite que los proveedores de servicios lingüísticos puedan adaptarse empleando sistemas de traducción automática neuronal y elementos de aprendizaje profundo que pueden educar a los motores de traducción en cualquier campo de conocimiento. La IA también da apoyo a las empresas en la creación de contenidos multimedia y se integra en tecnologías de localización para traducirlos de forma automática. Asimismo, automatiza los pasos en el proceso de trabajo: selección automatizada de lingüistas, controles de calidad, negociación de tarifas...

¿Significa esto que los traductores y los proveedores de servicios lingüísticos se quedarán obsoletos? Todo lo contrario, puesto que preveo un cambio de paradigma hacia un modelo híbrido, con el ser humano como beneficiario. Principalmente esto se llevará a cabo con la eliminación de tareas aburridas y repetitivas. Gracias a la tecnología, los trabajadores “cíborg” verán cómo sus competencias sobrepasarán sus límites. Y el ser humano del mañana se centrará en añadir valor a tareas complejas y creativas, lo que se traducirá en un mayor sentimiento de realización.

Este modelo híbrido se extenderá a todas los puestos y tareas. Cuando los gestores de proyectos deban tomar una decisión, se basarán en su experiencia e intelecto, pero esto mejorará con el aprendizaje automático, ya que podrán remitirse a modelos basados en datos históricos, análisis de riesgos, tendencias de compras y datos de divisas. Estos métodos híbridos, basados en datos humanos y mecánicos, tendrán un claro impacto en la organización, el presupuesto y la asignación de recursos de un plan de proyecto.

El ser humano también disfrutará de estaciones de trabajo dinámicas. El ordenador 2D y las herramientas actuales se sustituirán por un entorno 3D. Estén donde estén, las personas se conectarán en puestos de trabajo virtuales y trabajarán juntas en realidad aumentada. Las barreras que suponen el espacio, el idioma y el tiempo dejarán de existir.

Estrictamente hablando, TransPerfect no es una empresa tecnológica, pero hemos desarrollado plataformas integradas punteras que proporcionan a nuestros clientes una automatización fluida (GlobalLink), y la IA cada vez adquiere un papel más importante en ese ecosistema. En mi opinión, el futuro pasa por este modelo híbrido en el que la tecnología empodera al ser humano. Y esto me lleva a ser muy optimista, ya que en TransPerfect nuestro mayor activo es, sin duda, nuestra gente.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"