DIRIGENTES-PORTADA_ENERO24
Suscríbete a la revista
Lunes, 17 de junio de 2024
Últimas noticias
D
D

Opinión

El liderazgo tranquilo de Carlo Ancelotti

Por Fernando Botella, CEO de Think&Action

Fernando Botella

27 may 2024

Por norma general, el éxito en un club de fútbol se atribuye al equipo, mientras que el fracaso siempre tiene nombre propio en la persona del entrenador al que se despacha enseguida si los resultados no acompañan. Sin embargo, crear un equipo unido y comprometido es labor esencial del líder del conjunto.

El papel de Carlo Ancelotti en el Real Madrid es la clave de bóveda del éxito del club. Su carisma y liderazgo tranquilo –que no es igual a liderazgo débil- hace que el equipo funcione al unísono y que esté más unido que nunca.

Desde una perspectiva empresarial, el modelo de Ancelotti es similar al que propugna Jim Collins, experto en liderazgo y autor del libro Empresas que sobresalen, que defiende que en los líderes número cinco, como así se los conoce, la ambición y la humildad van unidos. En las empresas exitosas en las que el líder es ambicioso, y está muy centrado en los objetivos, siempre hay un componente de humildad, de entenderse bien con los miembros del equipo para obtener los mejores resultados. Este autor demostró en varios estudios que las empresas excelentes combinan esas dos características, ambición y humildad, como en el caso de exigencia con afecto de Ancelotti. Este liderazgo tranquilo no es exclusivo de Ancelotti. Hay muchos líderes que actúan bajo este modelo de liderazgo. Es entender que lo difícil es gestionar y dirigir el talento de los demás y que la mejor forma de sacar el mejor partido es moverse con buenas conversaciones con ellos y con un liderazgo sereno y tranquilo. Este modelo de liderazgo permite trabajar con diferentes generaciones al mismo tiempo, desde los baby boomers, pasando por los millenials hasta la generación zeta.

El liderazgo de Ancelotti es un liderazgo que se caracteriza por relacionarse de una forma amable, desde la perspectiva de los jugadores, y en base a unas buenas relaciones. En su carácter, Ancelotti destaca por combinar lo que llamo en mi libro Esencial (Roca Editorial) "el trío de ases ganadores", que son la empatía, la compasión y la amabilidad. Esos tres rasgos le sitúan en un modo de relación con los demás auténtico y generador de buen rollo.

El liderazgo tranquilo le da poder, autoridad. Ser tranquilo, una persona mesurada y no agitada, genera confianza; hace que se tomen decisiones menos emocionales y más racionales para hacer que las cosas sucedan en base a razones y no a emociones.

Su liderazgo genera un poder de influencia y persuasión muy potente en los miembros del equipo porque le hace poderoso el hecho de ser una persona serena. Genera entornos de respeto y confianza, no de miedo; no es un jefe que guía, sino un líder con autoridad y que deriva de la eficacia de su propia trayectoria profesional, de haber conquistado muchos trofeos en los equipos en los que ha estado y de saber entender la organización y el club y a las personas que lo componen. Su liderazgo está basado mucho en su propio ser, en su propio carácter. Es un liderazgo modelo para otras organizaciones y para otros líderes que se puede aprender, basado en la perseverancia, el esfuerzo repetido en el tiempo y en la responsabilidad.

Entiende que sin jugadores no hay juego y que, por tanto, sin personas no hay equipo. Por eso, centra todo su trabajo en la persona, en el desarrollo de la persona y en intentar entenderla y empatizar con ella para, a medio o largo plazo, conseguir los mejores objetivos en la carrera de cada uno de los miembros de su equipo.

También basa su liderazgo en la lealtad, con la capacidad de trabajar con los jugadores, generando una magia especial para entender juntos las decepciones, los fracasos, los errores y los malos resultados que también suceden.

Juega mucho con mantener siempre una sonrisa en la cara incluso cuando dice las cosas más frías posibles o que menos les gusta escuchar a los demás. Es una persona capaz de dar mucho feedback y tener reuniones uno a uno con todos sus jugadores para desde ahí encontrar el punto de unión con el jugador para sacar su mejor versión. Las dos palabras claves en su modelo de liderazgo son exigencia con afecto. Es la mezcla de saber pedir, de saber influenciar con la exigencia necesaria a cada jugador para cumplir con su objetivo, siempre conjugando esa exigencia con afecto. Firmeza y afecto van de la mano en su modelo de liderazgo.

Artículos relacionados

Opinión

La tercera gran revolución en el mundo de la publicidad

Por Marta Otero, directora de Marketing y Desarrollo de Negocio de LADORIAN
Opinión

Nueva ley de influencers en España: cambios en el panorama de la representación digital

Por Álvaro Blanco, fundador y CEO de Native Media Group
Opinión

La nueva revolución industrial: la inminente llegada de la industria 6.0

Por Román Cazorla, responsable del segmento MOEM en Eaton Iberia
Cargando siguiente noticia:


Suscríbete a nuestra newsletter para estar informado


Carlos González: "El value presenta una oportunidad histórica"


Nuestros podcasts. 
Todo sobre economía y sus derivados

Po



© Piles Cincuenta S.L 2024 Todos los derechos reservados