martes, 19 junio 2018
ZONA PREMIUM
Opinión

Posibles estrategias de inversión para empresas en la actualidad

08 de junio de 2018. 11:08h Jorge Álvarez

Que una empresa goce de una buena liquidez es señal de buena salud. Pero ojo, los activos líquidos ociosos pierden valor con el paso del tiempo por el efecto de la inflación, con lo que conviene proteger su patrimonio. Para ello, nada mejor que invertir ese capital de la manera más adecuada posible.

PROTEGER NUESTRO PATRIMONIO O ARRIESGARLO

Para invertir, como para toda acción de índole económica, es recomendable acudir a un experto. También debemos establecer una línea de actuación, pues si bien el perfil inversor más frecuente es el del ahorrador, también existe el inversor agresivo que busca obtener la máxima rentabilidad en el menor tiempo posible. No es, por tanto, lo mismo proteger nuestro patrimonio que arriesgarlo.

INVERTIR CON RIESGO

Entrar en SICAV´s o SICAF´s, acudir a inversionistas de fondos de inversión de riesgo, o invertir en bolsa directamente son acciones de inversión de riesgo. Emprender negocios de los que no se tiene conocimiento, también. Por ejemplo, casos muy claros de empresas del sector del arte que realizando promociones inmobiliarias o empresarios del textil que deciden abrir restaurantes. Cuando se tiene éxito, la tentación de explorar otros segmentos puede pasar factura. Suele hacerlo.

La inversión en Startups o en empresas ya en fase de consolidación, puede considerarse de riesgo moderado. También es importante saber cómo se va a realizar dicha inversión, si a modo de Business Angels, mediante un préstamo con un retorno preestablecido, o pasando a formar parte del accionariado de la empresa. En este último caso, se puede absorber dicha empresa, con lo cual se tomaría el control de su actividad y, de no ser de nuestro sector, nos encontraríamos en el ejemplo anteriormente mencionado, o mediante holding, más recomendable, ya que se posee un porcentaje, mayor o menor, de las acciones, pero la administración se deja en manos de quien ya la ostenta y nos limitamos a recoger beneficios.

ACTIVOS FÍSICOS: RIESGO BAJO

En Iberproin realizamos inversiones en activos físicos. Al estar manejando el dinero de nuestros clientes, entendemos que la prioridad es proteger el patrimonio de estas empresas y ofrecer una rentabilidad buena a medio y largo plazo. Sin riesgos. Siempre los hay, pero los tres productos que manejamos son de gran seguridad.

En primer lugar, el oro físico. Accedemos a él a precio mayorista y ofrece rentabilidad desde el primer día. Es importante destacar que hablamos de oro físico. Tiene unos gastos elevados, pero en casos como Auvesta, multinacional alemana con la que trabajamos, tanto estos gastos como la comisión, se bonifican al 100% en los lingotes de mayor tamaño. La rentabilidad a largo plazo está garantizada, ya que el oro siempre ha actuado de valor refugio en bolsa y físicamente es más rentable aún.

El ladrillo es otro valor seguro. Se estima que la vivienda se ha revalorizado en torno al 7% en tres años. Esto permite recuperar incluso una inversión hipotecada con interés fijo en un tiempo muy breve. La adquisición de inmuebles “a reformar”, su acondicionamiento y posterior venta, también es una inversión rentable y que, últimamente, está muy de moda. Es importante, no obstante, contar con ayuda profesional, ya que no vale cualquier inmueble ni cualquier localización del mismo.

Por último, el arte, como valor seguro de activos físicos. Con mayor razón si cabe, acudir a expertos garantizará una inversión rentable. Si no se tienen conocimientos es muy arriesgado adquirir arte como inversión por cuenta propia. Hay que tener una valoración adecuada, saber a qué subasta acudir y si va a ser posible adquirir la obra en precio para no empezar la inversión con pérdidas.

En cualquier caso, los activos líquidos ociosos pierden valor con rapidez e interesa invertir dicho capital, para protegerlo, más que para arriesgarlo.

Jorge Álvarez es socio fundador de Iberproin