opinion

Sobre Metaverso y las posibilidades de integrarse en el negocio

Alejandro Giménez Núñez, Executive Chairman de Korporate Technologies Group & de Prometeus Global Solutions

02 DE marzo DE 2022. 10:54H Alejandro Giménez Núñez

Simular que estás en un sitio cuando en realidad no estás. Esta es una de las muchas cuestiones que nos reportará Metaverso y bajo mi punto de vista una de las más relevantes. Todavía no es cien por cien real, pero nos llevará a estar más ON que nunca gracias a la tecnología que lo hará posible: Realidad virtual, Realidad aumentada, 5G, IA, Cripto, Gemelos digitales, NFTs… Mucha desarrollada y otra aún en beta que está permitiendo y permitirá la creación de espacios virtuales. Ejemplos ya los hay: Sandbox, Decentraland, Cryptovoxels y Somnium . Pasen y vean, porque Facebook, no será el único Metaverso.

Término que lo ha popularizado Mark Zuckerberg, pero que apunta a diez años atrás cuando Neil Stephens, en su novela de ciencia ficción Snow Crawh, sacó a la luz este concepto que señala a una especie de hub social donde podremos interactuar entre sí, a través de un avatar y la conjunción de varias tecnologías.

Lo que parece evidente es que Metaverso está llamado a ser en unos años un universo virtual que se irá perfeccionando dando paso a un nuevo orden. Una nueva economía y hasta una nueva forma de entender y navegar por Internet, que impactará en las conexiones entre las personas, transacciones, pero también en los negocios.

Podremos socializar, trabajar, comprar, ir a conciertos, jugar y hasta adquirir una casa. El mercado inmobiliario de terrenos virtuales ya está en claro crecimiento, pero a las empresas nos permitirá fundamentalmente interactuar con el público de forma directa, creando experiencias más personalizadas, consiguiendo una mayor visibilidad de la marca, pero sobre todo cambiando la forma en la que nos comunicamos.

Caminaremos hacia lo que llaman experiencia Phydigital entendida como la ruptura sin igual de las barreras existentes entre el mundo físico y digital y que estará definida por cuatro cuestiones claves que impactarán en nuestra economía en los próximos años y sobre las que tendremos que estar muy atentos: inmediatez, inmersión, personalización e interacción.

Nuestras empresas no están preparadas aún para afrontar lo que se avecina, pero estamos obligados ya a empezar a entender y a comprender el mundo meta y los metas que se están desarrollando, porque será claramente la siguiente evolución de Internet y el paso para conectar y convivir al cien por cien de forma digital, que es hacia dónde vamos.

Ahora eso sí, las posibilidades de integrar Metaverso al negocio dependerán del nivel de madurez digital de cada compañía y aún estamos en ciernes.

Los efectos de la pandemia en el mundo empresarial ha sido solo la punta del iceberg. Si la digitalización para algunos sonaba a chino hace años y ahora forma parte nuclear del tejido productivo, Metaverso está llamado a ser un punto de inflexión que nos llevará de nuevo a reinventar nuestros modelos de negocio para adaptarnos a ese espacio digital, donde todo será posible gracias una vez más a la tecnología.

Allí se prevé en un futuro que podremos extender nuestra presencia y oferta, maximizando la participación de clientes y empleados, mejorando nuestras interacciones a favor de crear experiencias más innovadoras, ahorrando costes y permitiendo evaluar constantemente el rendimiento y el comportamiento del equipo.

A Facebook, y su Meta, le seguirán otros con el objetivo de provocar experiencias más inmersivas y multisensoriales. Microsoft ya habla de integrar realidad mixta en Microsoft Teams.

Educación, Sanidad, Turismo, Industria, Marketing, Moda… serán sectores en los que impactará Metaverso que abrirá a muchas compañías la puerta a otra forma de hacer y estar más conectados. Porque esos serán los beneficios que tendrá cualquier empresa al sumarse a Meta, y dará igual el tamaño y el sector. Lo importante seguirá siendo aportar valor al usuario, eso no cambiará.

Los metas que se desarrollen serán otra vía para contactar con los clientes y ofrecer nuestros productos y servicios, eso implicará a todos nuevos procesos y estrategias, y requerirá de nuevo comprender que sin equipamiento tecnológico adecuado será imposible acceder a este mundo que está llamado a cambiar el trabajo y el comercio para siempre.

La consultora Gartner ya apunta que en 2026, el 25 por ciento de las personas pasará al menos una hora al día en Metaverso bien sea trabajando, comprando, educando, entreteniéndose o socializando. Pero quedan aún años por delante para que veamos su esplendor.

Lo relevante ahora es saber que conectar y convivir de forma digital será nuestra nueva realidad en unos años y cuanto antes lo entendamos mejor. Una oportunidad para muchos negocios si logran posicionarse y entender el cambio de paradigma, pero también un verdadero reto para muchas pymes que aún están en los albores de la digitalización.

Vayamos por pasos y subamos bien todos los escalones y no nos saltemos ninguno. Metaverso requerirá la adopción de nueva tecnología y nos obligará a estar más aún en la vanguardia de lo que estamos.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"